Límites de edad para obtener un crédito

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 03.08.2021
Límites de edad para obtener un crédito

Para algunos tipos de créditos bancarios, es posible que los bancos establezcan límites de edad considerados de menor riesgo. Sin embargo, lo importante es cumplir con otros factores económicos para que nuestra solicitud sea aprobada con éxito.

Como hemos mencionado en artículos anteriores, existen ciertos requisitos que debemos cumplir a la hora de solicitar un crédito o préstamo bancario. Entre otros, ser mayor de edad, aunque dependiendo del tipo y cantidad de financiación que solicitemos, es posible que debamos tener entre 25 y 75 años de edad.

Por ejemplo, no es lo mismo solicitar un préstamo personal para la compra de un vehículo, que una hipoteca para una primera vivienda. Para este último caso muchos bancos establecen una edad mínima y máxima que hay que cumplir, fuera de la cual es poco probable que concedan la hipoteca por el riesgo de impago que supone.

¿Por qué se exige una edad mínima y máxima?

Como sabemos, las entidades financieras estudian la viabilidad de los préstamos de los solicitantes acorde con una serie de factores. Por ejemplo, analizarán si el futuro prestatario cuenta con ingresos regulares y suficientes, su historial crediticio y su solvencia económica. En cuanto a estos últimos datos, cuanto más joven sea el solicitante, menor cantidad de información podrá ser estudiada, por lo que aquellos solicitantes con menos de 25 años son considerados de mayor riesgo de impago. El mismo riesgo de impago se considera que tienen los clientes mayores de 75 años.

Sin embargo, a veces el factor edad no tiene por qué ser determinante para que nos rechacen la financiación solicitada. Es más, cada entidad establece un máximo de edad distinto, como se explica en un artículo de Idealista: “ese límite de 75 años es el que marca la mayoría de las entidades en España, y es la referencia para Abanca, Bankinter, Kutxabank o Ibercaja, mientras que otras como BBVA o EspañaDuero reducen el plazo máximo a 70 años. En cambio, Santander y Bankia lo extienden hasta los 80 años, lo que significa que podrían ser una buena alternativa para los usuarios más longevos.”

Relación entre la edad máxima y el plazo de devolución

En otros artículos hemos comentado que es importante elegir bien el plazo de devolución de un préstamo para no pagar más intereses de la cuenta, así como para comprometernos con una cuota mensual asequible según nuestros ingresos y que podamos ir pagando cómodamente. Pues bien, en el caso de prestamistas de avanzada edad, es posible que no puedan escoger mucho el plazo de devolución, pues será más corto que para un cliente más joven.

Por ejemplo, si el prestamista tiene 65 años, seguramente el plazo de la hipoteca no podría superar los 10 años, mientras que el préstamo podría ser de hasta 20 años si la edad del cliente es de hasta 55 años.

¿Qué otras garantías exigen los bancos?

Para conceder financiación a los clientes de mayor edad, es posible que los bancos la concedan exigiendo garantías adicionales, como la contratación de un seguro de vida o requiriendo el aval de una persona más joven. Estos son algunos ejemplos que, a ojos de la entidad financiera, servirán para disminuir el riesgo de impago por parte del solicitante.

Préstamos para jóvenes y jubilados

Por su parte, existen ciertas entidades financieras en el mercado que no exigen mínimos ni máximos de edad a la hora de conceder préstamos, siempre y cuando se cumpla con otros requisitos. Es el caso de los préstamos rápidos, donde personas a partir de los 18 años y sin límite de edad podrán solicitarlos presentando la información requerida que, en general, es la siguiente:

  • Ser residente en España
  • Disponer de una dirección de correo electrónico
  • Disponer de un número de teléfono móvil
  • Ser titular de una cuenta bancaria

Fuentes: La Información, Bankinter

author

Autor del artículo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.