Tarjetas de crédito: pagos personalizados

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 30.11.2021
Tarjetas de crédito: pagos personalizados

Muchas entidades ofrecen personalizar los pagos efectuados con la tarjeta de crédito. Esto es, fraccionar el pago de la compra durante un plazo de tiempo y a cambio de una comisión.

Como sabes, la diferencia fundamental entre las tarjetas de débito y de crédito es que con estas últimas no pagas en el momento la compra, sino que la entidad bancaria lo hace por ti, eso es, te financia la compra, y hasta final de mes o principios del mes siguiente no te lo carga en tu cuenta bancaria.

Pues bien, aparte de esta característica de las tarjetas de crédito, muchas entidades ofrecen la opción de personalizar el pago, es decir, fraccionar el pago de una compra o compras concretas que tú elijas.

¿Qué son los pagos personalizados?

Los pagos personalizados hacen referencia a una opción de pago que ofrecen cada vez más entidades bancarias a sus clientes. Consiste en aplazar o fraccionar el pago de determinadas compras realizadas que tú elijas.

Así, esa nueva modalidad de pago puede denominarse “pago personalizado”, “aplaza tu compra”, “fracciona tu compra”, etc., según el nombre comercial que cada entidad le haya dado.

Condiciones para contratar el pago personalizado

Para contratar el pago personalizado o fraccionado, cada entidad establece ciertas condiciones que se deben cumplir. Por ejemplo, en algunos casos las compras deberán ser superiores a cierta cantidad, como 30€ en Openbank o 50€ en BBVA.

Además, cada banco establecerá las cuotas en las que puedes fraccionar el pago, que suelen ser entre 3 y 36 meses, aunque algunas entidades establecen solo hasta 12 meses.

¿Cuánto cuesta contratar el servicio de pago personalizado?

El precio de la contratación de este servicio dependerá de cada entidad, pero efectivamente no es gratis. Por ejemplo, en BBVA, dependiendo del plazo por el que desees aplazar la compra, se te cobrará un tipo de interés o una comisión. En Openbank dependerá del tipo de tarjeta de crédito que tengas, pero si tienes la más habitual, se te cobrará por el servicio de aplazar tu compra un 14,93 % TAE.

¿Cómo contratar el pago personalizado?

Antes de nada, conviene comprobar si nuestra tarjeta de crédito actual cuenta con esta opción. Para lo cual, bastará con entrar en la página web del banco y cotejar si esta modalidad de pago es ofrecida por la entidad, o bien contactarles directamente y preguntar.

En general, si la información está disponible a través de la web, se indicarán también los pasos para contratar el servicio de pago personalizado.

Pago personalizado de BBVA, CaixaBank u Openbank

Por ejemplo, con BBVA se puede aplazar el pago de impuestos y compras superiores a 50€, recibos y algunas transferencias de al menos 300€. Para contratar el servicio, primero hay que contratar un límite de crédito, seleccionar el cargo que se desea fraccionar y elegir en el que se quiere devolver. El plazo podrá ser de 3 a 36 seis meses con intereses o en 3 o 6 meses a cambio de una comisión.

En CaixaBank también es posible fraccionar el pago de las compras que tú decidas a un plazo de 3, 6 o 12 meses. El resto de operaciones realizadas se liquidarán según la modalidad de pago que se tenga establecida para la tarjeta de crédito. Este servicio se puede contratar de manera online a través del perfil del usuario.

En Openbank, esta modalidad de pago se denomina “aplaza tu compra”, y pueden aplazarse tanto compras online como en tiendas físicas superiores a 30€, y a un plazo de 2 a 36 meses. Este servicio puede contratarse a través de la web y App Openbank.

Fuentes: BBVA, CaixaBank

author

Autor del artículo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.