¿Se puede pedir un préstamo para pagar otro?

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 10.08.2021
¿Se puede pedir un préstamo para pagar otro?

Los expertos recomiendan evitar la solicitud de un segundo préstamo para pagar el primero. Se recomienda buscar otras alternativas para solucionar una situación económica difícil, antes de seguir endeudándose con entidades bancarias.

En ocasiones puede ocurrir que nos encontremos en medio de la devolución de un préstamo que hemos adquirido y tengamos dificultades para hacer frente al mismo. En este momento nos surge la duda de qué hacer, y podemos llegar a plantearnos solicitar otro préstamo que nos permita financiar el primero, pensando que puede ser la solución más acertada.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad, ya que a pesar de que la entidad, o más bien otra distinta, pudiera concedernos un préstamo adicional, lo cierto es que si estamos teniendo dificultades para devolver el primero, también las tendremos para devolver el segundo.

Por tanto, conviene ser sensatos y no incurrir en una situación de impago aún mayor y más peligrosa para nuestra situación financiera.

Cómo evitar solicitar un segundo préstamo

Si nos encontramos en una situación económica complicada que nos impide ir devolviendo las cuotas del préstamo como acordamos con la entidad, debemos buscar una solución cuanto antes para que no se convierta en un problema mayor.

Por tanto, es importante comunicárselo a la entidad a la mayor brevedad posible y acordar con ellos una solución, que podrá ser una de las siguientes:

Ampliación del plazo de devolución

En primer lugar, podemos negociar con la entidad una ampliación del plazo de devolución del crédito, lo que supondrá disminuir la cuota mensual a pagar, ajustándose a aquella cantidad que nos sea posible ir pagando.

Es cierto que con esta opción, a la larga habremos pagado más intereses, pero lo importante es poder ir devolviendo el préstamo mes a mes, por lo que acordar una nueva cuota más reducida es fundamental para que al menos así podamos ir devolviendo el crédito poco a poco.

Reunificación de deudas

En el caso de que estemos pagando varias deudas, como la hipoteca de una casa y un préstamo, conviene hablar con la entidad para reunificar las deudas en una sola, de modo que devolvamos una sola cuota aunque tengamos que ampliar el plazo de devolución.

Hay que tener en cuenta que será más fácil pagar una sola cantidad de manera mensual, que estar pendiente de devolver dos cuotas distintas, con sus respectivos tipos de interés.

Solicitar ayuda a familiares y amigos

Sin duda, una opción muy atractiva para aquellos que puedan hacerlo es pedir ayuda económica a familiares y amigos ya que, en general, a ellos no tendremos que abonarles intereses por el dinero prestado.

Esta alternativa consiste en solicitar dinero a una persona de confianza para ir devolviendo las cuotas pactadas con la entidad, de modo que vayamos cancelando nuestra deuda con el banco y no entremos en situación de impago, morosidad, etc.

Hay que recordar que no es lo mismo tener una deuda pendiente con una entidad financiera que con un familiar, donde nuestra posición deudora no quedaría registrada y no entraríamos en listas de ASNEF que puedan perjudicarnos para solicitar préstamos en el futuro.

La recomendación de los expertos

En conclusión, lo importante es no endeudarse más todavía para intentar salir de una situación de impago, pues lo único que conseguiremos es agrandar la situación de morosidad, entrando en un bucle del que será muy difícil salir y que puede provocar consecuencias nefastas.

Así, si tienes dudas sobre cómo actuar ante una situación económica difícil, consulta a expertos, familiares o amigos para buscar asesoramiento antes de incurrir en una mala gestión financiera que más que una solución, podría agravar enormemente las deudas contraídas.

Fuentes: BBVA, Tribuna Burgos

author

Autor del artículo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.