Simulación de préstamos y créditos

Fecha de la publicación: 20.03.2018

Simulación de préstamos y créditos

Sin cualquier duda, antes de elegir y contratar un préstamo o una línea de crédito, realizar una simulación es un paso básico e importante. Porque si aceptas un préstamo por encima de tus capacidades puedes arruinar tu situación económica. Pero, ¡no tengas miedo! Hoy en día, cuando tanto bancos como prestamistas privados se han adaptado al mundo online, puedes aprovechar de ventajas proporcionadas por las nuevas tecnologías.

Para poner las cosas más claras, evitar los malentendidos y hacer siempre la decisión correcta, puedes encontrar y utilizar varias herramientas muy útiles para realizar simulaciones y cálculos sobre tus préstamos o créditos. Puedes ir jugando con el importe solicitado, el plazo de reembolso y otros parámetros para equilibrar las características óptimas de tu financiación.

Esas herramientas, los simuladores de préstamos (con las que cuentan casi todas entidades financieras), funcionan como calculadoras online y te ayudan a conocer qué tipo de préstamo o crédito se ajusta mejor a tus necesidades. Desde las calculadoras simples para calcular los honorarios de un mini préstamo, hasta las más complejas para simular préstamos personales o líneas de crédito hipotecario, con la capacidad de manipular múltiples variables. Además de las propias entidades prestamistas, también hay otros lugares que ofrecen un simulador de préstamos, incluso la web del Banco de España.

¿Cómo funciona un simulador de préstamos?

El uso de un simulador es muy sencillo e intuitivo. A la hora de utilizar una de esas calculadoras, los datos que debes introducir dependen del tipo de préstamo y el simulador particular, sino en general basta con completar la cantidad de dinero a solicitar y las cuotas de devolución. Con esos datos, las herramientas de las entidades financieras se encargan de establecer automáticamente cuál es el tipo de interés con el que se calculará la operación. Así de fácil, tendrás al instante la información sobre el coste total del préstamo, los plazos, los vencimientos y las cuotas mensuales.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar un simulador?

El desarrollo online de los últimos años ha provocado que prácticamente todas las entidades bancarias y financieras poseen un simulador de préstamos, disponible para cualquier usuario. Así, realizar la consulta te resultará mucho más fácil y cómodo.

Los simuladores suelen ser sencillos, rápidos e eficaz a la hora de encontrar el crédito con parámetros más adecuados. Basta con introducir unos pocos datos y el sistema calcula automáticamente las cantidades a las que tendrás que hacer frente. En los simuladores avanzados puedes consultar la TAE a lo largo de todo período y las cuotas según avanza el tiempo.

Te permite comparar distintas ofertas, ya que el simulador de cada prestamista viene reflejando los resultados según sus tasas, condiciones y tipos de interés. Por lo que, si consultas los simuladores de préstamos de distintas entidades, puedes saber inmediatamente qué oferta se ajusta mejor a tus necesidades.

La gran ventaja de estas herramientas es que son totalmente gratuitas y puedes usarlas sin compromiso. Sin embargo, la mayoría de entidades ofrece la posibilidad de pedir el préstamo directamente, una vez simuladas sus condiciones en su calculadora de préstamos, y ahorrar tiempo.

 

En definitiva, usar los simuladores de préstamos es muy buena manera de tener control sobre tus finanzas, especialmente las futuras. Las herramientas de simulación te ayudan a planificar mejor, evitar a malgastar dinero con préstamos inútiles y tomar una decisión de forma responsable con los datos disponibles.