Una tarjeta para gobernarlas a todas

Fecha de la publicación: 17.07.2019

Una tarjeta para gobernarlas a todas

Actualmente, uno de los medios de pago más utilizados son las tarjetas de crédito. No solo por la comodidad y la rapidez del uso, sino también gracias a la gran variedad de otros beneficios que ofrecen esos plásticos - descuentos y ofertas especiales, promociones y regalos, seguros gratuitos, etc.

Como no existe un límite de cuántas tarjetas puedas tener (acceder a estas tarjetas es habitualmente posible sin cambiar de banco), puedes solicitar tantas tarjetas como quieras y beneficiarte de distintas ventajas que posee cada una. Utilizando varias tarjetas y comparando sus condiciones e intereses, puedes elegir la más conveniente en cada situación concreta. Por ejemplo, para ahorrar en tus compras aplazadas puedes utilizar la tarjeta más competitiva en cuanto al tipo de interés, con otras tarjetas podrás conseguir descuentos en las tiendas destacadas, gasolineras, etc.

¿Pero cómo controlar e utilizar efectivamente múltiples tarjetas, especialmente si hay tantas que ya ni caben en tu cartera?

Tarjeta Curve

Curve es una empresa inglesa tipo fintech, que ofrece una solución efectiva para controlar todas tus tarjetas. Como hemos mencionado, se trata de una empresa de Reino Unido, sino sus servicios están disponibles en varios países de Europa, incluso en España.

La tarjeta Curve es un plástico donde podrás vincular todas tus tarjetas y asociarlas a la aplicación móvil Curve. Se trata de una tarjeta que te permite tener todas tus tarjetas combinadas en una única tarjeta, con el fin de unificar y simplificar su uso. Ya sean de crédito o débito, MasterCard o Visa, una vez hayas subido las diferentes tarjetas a la app, en el momento de pago, puedes elegir con qué tarjeta quieres abonar la compra.

La tarjeta Curve se enlaza mediante la app a las tarjetas que has añadido en la aplicación. De forma adicional, te da ventajas añadidas que puedes no tener en las otras tarjetas. Entre otros, retiradas gratis (hasta un límite establecido según el tipo de tu Tarjeta Curve – Blue / Black) en cajeros automáticos dentro de la Unión Europea, control detallado de tus transacciones y de tus tarjetas desde la app, posibilidad de revertir cobros en una tarjeta para asociarlos a otra, etc. Las ventajas disponibles dependen del tipo de cuenta que contrates (Blue / Black).

¿Cómo solicitar la Tarjeta Curve?

Solicitar y contratar la tarjeta Curve es tan sencillo como descargar la app desde la tienda de aplicaciones, elegir la modalidad que te interesa y solicitar que te envíen la tarjeta a tu dirección. La Tarjeta Curve ofrece dos modalidades: Blue (gratis) y Black (9.90 euros mensuales). Una vez tengas la tarjeta (puede tardar unos días en llegar), para activarla simplemente debes entrar en la app e introducir el código que te soliciten. ¡Hecho, ya tienes tu cuenta lista para usar!

La Tarjeta de Curve proporciona varios beneficios y, además, una fácil gestión de tus tarjetas de crédito y de débito. Pruébala personalmente para saber cómo se puede ajustar a tus propias necesidades. No tienes nada que perder, es gratis.