Revaloriza tu casa con un préstamo reforma

Fecha de la publicación: 28.02.2019

Revaloriza tu casa con un préstamo reforma

Realizar la rehabilitación de una vivienda o simplemente darla un lavado de cara, suele ser una decisión difícil que muchas veces cuesta tomar. Debido a que muchas veces es difícil hacer frente al coste que supone llevar a cabo un proyecto de este tipo solo con propios fondos, recurrir a un préstamo reforma es una manera más habitual cuando se necesita hacer un cambio de casa. Además, existe una serie de motivos económicos por los que merece la pena.

 

2 razones principales para hacer la reforma de tu casa

1. Mejorar la eficiencia energética

Sin cualquier duda, una casa conlleva muchos gastos. Teniendo en cuenta la subida del precio de los suministros cada año, la inversión centrada en la reforma energética podría hacerte ahorrar mucho dinero. Cambiar las ventanas para el mejor aprovechamiento de la luz, así como de las fugas de calor en invierno, reduciendo el gasto en calefacción, elegir sistemas de iluminación de bajo consumo, comprar electrodomésticos ecológicos, etc. Un buen equipamiento de tu hogar es el punto clave para empezar ahorrar.

2. Revalorizar la casa antes de alquilarla o venderla

Cualquier cambio que hagas en tu vivienda te ayudará a incrementar el valor económico de tu casa dentro del mercado inmobiliario. Piensa una reforma como una inversión. Al fin, la reforma puede ayudarte a conseguir alquilar tu piso por mejor precio o podrás disfrutar de una venta más satisfactoria. Porque, en cualquier momento, puede llegar la persona que se muestre interesada en adquirir la casa recién reformada.

¿Cómo hacer frente a los gastos de la reforma?

Una vez estés frente a una reforma de tu vivienda, en general, tienes tres principales opciones. Utilizar tus ahorros personales para cubrir los gastos de la reforma, solicitar una ampliación de la hipoteca vigente y, por último, solicitar un préstamo personal, es decir un préstamo reforma.

¿Qué conviene más?

De hecho, no existe una respuesta única para esta pregunta, sino que depende de tu situación específica. En general, un préstamo reforma es una alternativa que deberías considerar cuando la cantidad que necesitas no es muy alta, no dispones de liquidez suficiente para afrontar el coste de la ampliación de la hipoteca, o bien, el banco no te permite extender tu préstamo hipotecario existente.

Características de los préstamos reforma

Cabe mencionar que los préstamos reforma son un producto estrella entre los préstamos personales. Para casi el 50% de los españoles la rehabilitación del hogar es el motivo principal para pedir un préstamo. Las principales características de este producto financiero dependen del tipo de obra que se quiera hacer.

  • El importe de los préstamos reforma oscila desde 500 hasta 60 000 euros
  • El plazo de amortización máximo puede ser de hasta 10 años
  • La mayoría suele tener un interés a tipo fijo
  • La mayoría suele tener una comisión de apertura y de cancelación
  • Para solicitar un préstamo debes ser mayor de edad y residente en España

Como en caso de cualquier otro préstamo o crédito, la concesión de un préstamo reforma está sujeta al análisis de la solvencia y la capacidad de devolución del solicitante, en función de las políticas de riesgo de cada entidad financiera.

A la hora de la búsqueda de financiación para las reformas de tu hogar, ten en cuenta no solo los productos diseñados por las entidades para esta finalidad, sino cualquier otro préstamo personal que pudiera adaptarse a tus necesidades.