Motivos de denegación de tu préstamo

Fecha de la publicación: 27.02.2018

Motivos de denegación de tu préstamo

¿Cuáles pueden ser los motivos de rechazar tu solicitud de un crédito? Si tienes ya la experiencia con un préstamo o crédito denegado, al preguntar por el motivo, seguramente te habían dicho que por motivos de protección de datos (según la Ley de Protección de Datos) no te podían facilitar esta información.

Aunque cada empresa tiene sus propias restricciones y pueden poner más o menos requisitos a la hora de prestarte dinero, muchas de estas políticas suelen ser comunes. Así, vamos a hablar sobre los motivos más comunes que llevan a las entidades financieras a denegar la solicitud de un préstamo.

Edad del prestatario

Algunas entidades consideran que hay edades que pueden tener más dificultades a la hora de devolver un préstamo. Normalmente suelen ser los demasiado jóvenes o demasiado mayores. Si tienes menos de 23 años o más de 65 años, en algunos casos te cueste más convencer a la entidad de tu solvencia

Cuenta bancaria a tu nombre

Aunque puede parecer extraño, hay gente que pretende conseguir préstamos sin tener ni siquiera una cuenta bancaria a su nombre. No obstante, si hay algo que conduce directamente a un crédito denegado es carecer de cuenta bancaria. Ninguna entidad de crédito, ya sean los bancos tradicionales o las modernas compañías que operan completamente en línea, aprobará un préstamo personal a un solicitante que no tenga una cuenta a su nombre. No sólo en los bancos tradicionales es una de las primeras cosas que te van a pedir.

Ingresos insuficientes, irregulares o no demostrables

Las entidades financieras necesitan asegurarse de que puedes hacer frente al reembolso del préstamo que solicitas. Entonces, si consideran que con tus ingresos actuales no podrás cumplir con tus obligaciones de pago, es muy probable que no aprueben tu solicitud. No tener una nómina tampoco te facilita las cosas, aunque sí, es posible solicitar algunos de mini préstamos y créditos rápidos online. Siempre y cuando puedas justificar algún tipo de ingresos – suficientes, periódicos y demostrables. Una pensión, prestación por desempleo o el comprobante del IRPF, en el caso de los autónomos, pueden ser igual de válidos que una nómina a la hora de evaluar el nivel de solvencia del solicitante para saber si será capaz de devolver la cantidad solicitada.

Historial de impagos

Si anteriormente has tenido problemas para hacer frente a algún pago con una entidad prestamista, es muy probable que te denieguen tu préstamo.

Ficheros de morosos

Lo mismo ocurre, si alguna empresa te ha incluido en una de las listas de morosidad por algún impago. Normalmente, te resultará difícil recibir crédito de entidades financieras, aunque hay algunas que ofrecen financiación con ASNEF. Dependerá en todo caso da la cantidad y el carácter de la deuda. Si ésta es elevada y está contraída con una entidad financiera, será más difícil conseguir un préstamo o crédito. Pero si el impago es algo puntual, todavía puedes conseguir un crédito o préstamo rápido con algunos prestamistas.

Estos son los motivos más comunes, sino existen otros que también pueden influir tus probabilidades de aprobarse para un préstamo o crédito.

Área en la que vives

Aunque no es tan definitivo como el resto de factores, si vives en una zona con un alto nivel de morosidad, puede salirte más difícil conseguir financiación.

Tu actividad y aficiones en las redes sociales

Facebook, Twitter o Instagram. Es indiscutible que las redes sociales más y más nos acompañan en nuestras vidas. Las utilizamos para comunicarnos con nuestros amigos y familiares mientras viajamos, cuando estamos en casa, incluso en el trabajo. Muchas veces, nuestro modo de empleo de estas plataformas virtuales es un reflejo preciso de nuestra personalidad. No sólo las entidades financieras han centrado sus esfuerzos en analizar el comportamiento de los clientes en sus perfiles personales de las redes sociales.