La rapidez de los préstamos y créditos en línea

Fecha de la publicación: 21.02.2017

La rapidez de los préstamos y créditos en línea

Uno de los factores más importantes que hacen la diferencia entre los préstamos o créditos en línea y los otros tipos de financiación, es la rapidez. La mayoría de las entidades financieras privadas, proporcionando la financiación urgente, promete llevar a cabo todo el proceso en cuestión de minutos.

Eso sí que suena muy bien, especialmente cuando estás frente unos pagos imprevistos urgentes y necesitas una ayuda financiera rápida. ¿Pero cómo es posible garantizar una rapidez así, y que son las complicaciónes que pueden tardar el proceso desde la solicitud hasta el ingreso de dinero a tu disposición?

Solicitud en línea

Todo empieza ya con tu solicitud de préstamo. La tecnología de Internet permite realizar todo el proceso de la solicitud en línea, sin moverte de casa, y lo más importante – rápido. Puedes facilitar todos tus datos personales, así como toda la documentación necesaria en línea, tardando sólo unos pocos minutos, que te lleva rellenar los formularios y mandar las copias de los documentos pedidos.

Además, muchas entidades de los préstamos y créditos rápidos en línea, utilizan varias herramientas, como por ejemplo Instantor, para verificar tus datos de una forma automática a través de tu banco online. Gracias a estos dispositivos tecnológicos se facilita aún más el proceso de tu solicitud y verificación de tus datos personales y económicos.

Una vez eres cliente con un buen historial de pagos, el proceso de la solicitud de tus próximos préstamos se simplifica totalmente, como ya te conoce el prestamista. Así puedes utilizar sólo una SMS para pedir un nuevo préstamo, o manejar tu financiación por una App de tu smartphone. Depende de las posibilidades que te ofrecerá tu prestamista particular.

Ya puedes ver, que el proceso de solicitud de préstamo online, sea como un cliente nuevo o no, sólo te toma un poco de tiempo. Normalmente no hay motivo para tardar en esta fase, pero si por ejemplo no enviarás la información completa o si no cumples con algunos requisitos establecidos, sí que puede complicarse la solicitud. Será necesario completar los datos que faltan o poseer unos documentos adicionales para aclarar tu situación económica y tu capacidad de reembolsar el préstamo. Una vez todo está corecto, continuará el proceso con la aprobación o desaprobación de la solicitud.

Aprobación automatizada

Considerando que todos los parámetros que tiene que analizar y evaluar el prestamista a la hora de aprobar un préstamo o un crédito solicitado, parece que este proceso tardará mucho tiempo. ¡Todo lo contrario! La mayoría de las compañías utiliza algún algoritmo especial para hacer una análisis automatizada, comparando e incluyendo miles de parámetros y dando los resultados en un par de minutos. Así, gracias a la tecnología, puedes esperar la respuesta en cuestión de minutos, sea positiva o negativa.

Transferencia del importe solicitado 

Si tu solicitud de un préstamo o crédito sale aprobada, lo último que queda es transferir la cantidad de tu préstamo a tu disposición, normalmente a tu cuenta bancaria. Sin embargo, en este momento depende del banco que opera la entidad prestamista y del banco que opera tu cuenta bancaria. Algúnos bancos realizan las transferencias a las cuentas operadas por distinta entidad bancaria con un retraso de hasta 48 horas. Así, si necesitas una financiación realmente rápida, compara tu banco con el de prestamista y asegurate cuánto tardará la transferencia.

Para evitar el retraso por causa de la transferencia bancaria, algunas entidades de los préstamos y créditos rápidos utilizan el servicio HalCash, que les permite poner el dinero a tu disposición al instante. Así puedes conseguir tu dinero inmediatamente y en efectivo, en cualquier cajero conectado a la red de HalCash, sin esperar a la transferencia de dinero a tu cuenta bancaria.