Tratamiento de tus datos personales

Fecha de la publicación: 14.02.2019

Tratamiento de tus datos personales

Al pedir un préstamo online, ¿qué ocurre con tus datos personales? En el mundo online, las entidades de préstamos en línea te ofrecen sus productos y servicios a cambio de proporcionar tus datos personales. Desafortunadamente, los fraudes en la red, como el robo de datos personales, es una actividad que desde siempre ha estado presente. Pero no te preocupes, las entidades prestamistas son completamente responsables en cuanto al manejo de información y deben asegurar que tus datos estén protegidos ante cualquier ataque. ¿Quieres saber cómo procesan estas empresas tu información personal?

¿Qué información se exige al solicitar un préstamo online?

La mayoría de los datos se consigue directamente, mediante los formularios online en los sitios web de prestamistas. Otros datos provienen de los terceros, las centrales de información de riesgo u otras compañías propias. En general, para solicitar un crédito online se necesitan las siguientes informaciones:

  • Datos personales, información básica necesaria para identificar a cada solicitante de préstamo. Entre los más habituales pertenecen nombre y apellidos, fecha de nacimiento, género, documento de identidad, dirección de correo electrónico, número de teléfono, etc.
  • Situación laboral, información que la entidad que ofrece el préstamo o crédito necesita para analizar el perfil del solicitante a la hora de devolver el dinero.
  • Ingresos netos mensuales, es decir, la cantidad de dinero de la que el solicitante dispone después de restar gastos fijos. Se trata de información básica para calcular las posibilidades que el solicitante tiene de devolver el crédito pedido.
  • Nivel de endeudamiento con terceros. Es la cantidad que el solicitante paga mensualmente en los créditos que estén a su nombre, sea una hipoteca, un préstamo de coche, un mini crédito o un préstamo personal.
  • Inscripción en algún fichero de morosidad tipo ASNEF. Estas listas guardan información sobre personas morosas, aquellas que no han pagado a tiempo algún recibo o no han cumplido con alguna obligación económica.

¿Qué hacen las entidades de préstamos con tus datos?

Cuando facilitas tus datos a una entidad prestamista, debes tener en cuenta el uso que se les va a dar. Entre otros propósitos, las empresas de préstamos y créditos online emplean los datos obtenidos:

  • Para gestionar el registro, acceso y uso requerido de su web.
  • Para pre evaluación de riesgo crediticio y decisión de crédito, reduciendo el riesgo de morosidad.
  • Para personalización de ofertas, mejorando así sus productos y servicios.
  • Para propósitos comerciales y publicitarios relacionados con los productos y servicios.

Por lo general, los datos personales deben conservarse durante el tiempo en que sean necesarios para el fin para el que han sido recogidos. En este sentido, las empresas de préstamos deberían conservar tus datos solo durante el periodo de vigencia de tu préstamo. Una vez concluido ese plazo, los datos solo podrán mantenerse si se autoriza su conservación para fines analíticos, estadísticos, etc.

¿Qué derechos tienes sobre tus datos personales?

Con la nueva ley de protección de datos personales (RGDP) se han ampliado significativamente los derechos de usuarios en cuanto al tratamiento de sus datos personales. Así, puedes ser más consciente del trato que reciben y de cómo quieres que se gestionen tus datos. Entre otros, tienes:

  • Derecho de transparencia. Tienes derecho a toda la información sobre la obtención de tus datos, ya se hayan obtenido de tú mismo o por otros medios.
  • Derecho a la información. Tienes derecho a saber si la empresa está tratando tus datos personales y la finalidad del tratamiento.
  •   Derecho de acceso, rectificación y supresión. Puedes acceder a tus datos, pedir que se corrijan los errores e incluso solicitar la supresión de tus datos personales que ya no sean necesarios para el tratamiento.
  • Derecho de limitación y oposición. Puedes oponerte al tratamiento de tus datos y/o pedir su limitación.
  • Derecho de portabilidad. Puedes solicitar que se te proporcione a tú o a un tercero, una copia de tus datos personales en formato digital.