Tener una nómina abre muchas puertas

Fecha de la publicación: 26.06.2018

Tener una nómina abre muchas puertas

Hoy en día es posible encontrar muchas ofertas de financiación sin tener que presentar ningún tipo de aval, garantía ni nómina. Siempre y cuando puedas demostrar y justificar un ingreso suficiente y periódico. No obstante, si cuentas con un sueldo estable, te abrirá las puertas a todos los tipos de financiación. Será más sencillo conseguir dinero necesario, con requisitos más flexibles y las mejores condiciones. Es lógico, ya que los prestamistas siempre buscan clientes con buen perfil de solvencia para evitar impagos y problemas con reembolso.

Tipos de financiación disponible con nómina

Tener una remuneración fija, es decir, disponer de un trabajo por cuenta ajena como la fuente de tus ingresos te permite acceder a una amplia gama de productos financieros, préstamos y líneas de crédito, entre otros:

Préstamos y créditos de nómina

Los anticipos de nómina representan un tipo de financiación en la que se adelanta el cobro de tu nómina en caso de que necesites dinero antes de tu día de pago. Tomando como garantía tu propia nómina del trabajador o los ingresos que tienes domiciliados en la cuenta. Se distinguen dos tipos diferentes de anticipos de nómina. Los que se solicitan en la empresa donde estás empleado y aquellos que se solicitan en un banco u otra entidad financiera donde tienes domiciliada tu nómina. En general, se trata de financiación a corto plazo, con un importe limitado, equivalente al doble o al triple de tu sueldo mensual.

Mini préstamos y microcréditos rápidos

Pequeños préstamos para hacer frente a gastos inesperados. Se solicitan online y su aprobación se lleva a cabo en cuestión de minutos. En general, permiten conseguir hasta 1.000 euros a devolver en un pago único en plazo máximo de un mes. Sin apenas requisitos, comisiones ni vinculaciones. Para conseguir este tipo de financiación urgente no es necesario tener una nómina fija, sino basta con cualquier ingreso demostrable, suficiente y regular (pensión, prestación por desempleo, renta, etc.)

Préstamos personales

Financiación destinada para proyectos de mayor envergadura, permitiendo conseguir cantidades mucho más elevadas, dependiendo del nivel de tus ingresos. El plazo de reembolso de estos préstamos puede alcanzar hasta 10 años, reembolsando el dinero prestado en cuotas mensuales. En algunos casos, los préstamos personales pueden incluir tanto comisiones como vinculaciones.

Tarjetas de crédito

Los plásticos te permiten acceder a dinero a crédito en cualquier momento lo necesitas. Las cantidades máximas del crédito disponible varían según tus ingresos. Con devolución de crédito utilizado un mes tienes dos opciones: devolver la totalidad del dinero al comienzo del mes siguiente sin intereses o reembolsarlo en cuotas mensuales con un interés correspondiente.

¿Qué características debe tener la nómina?

Disponer de una nómina fija es imprescindible para aumentar tus posibilidades de obtener crédito. Sin embargo, son las características de tu ingreso que harán que tu solicitud sea o no aprobada.

La cantidad de tus ingresos determina directamente tanto la cantidad máxima a la que podrás acceder como las condiciones también. Así, el importe máximo que podrás conseguir siempre depende del nivel de tu salario.

El tiempo que llevas empleado en tu empresa también es un factor determinante, ya que se entiende como una garantía de que vas a seguir teniendo ingresos regulares también en futuro. Si tienes un contrato temporal con poca antigüedad, tendrás menos opciones que si contarías con un contrato indefinido.

Finalmente, es inevitable que la nómina esté debidamente declarada y justificada. Aunque si tengas ingresos, si no puedes demostrar su fuente, estos no pueden ser considerados válidos para concederte un préstamo o crédito con nómina.