Soluciones para financiar un coche

Fecha de la publicación: 17.10.2017

Soluciones para financiar un coche

La necesidad de tener un coche o automóvil es un objetivo prioritario para muchas personas, ya sea por trabajo o solo como medio de transporte, no puede faltar en ninguna familia. A día de hoy dispones de múltiples opciones si deseas solicitar financiación para un coche nuevo. Existe la gran oferta de productos financieros, desde los préstamos para coche, hasta el “leasing” o “renting”.

A continuación vamos a discutir en qué consisten y en qué se diferencian estos productos:

Préstamos para coche

Se trata de una modalidad de los préstamos personales. Con los préstamos para coche puedes conseguir hasta unos 50.000 euros para financiar la compra de tu vehículo. Muchas entidades prestamistas te permiten obtener hasta el 100% de la financiación, con un plazo de devolución hasta de 6 o 8 años. En cuanto a la solicitud, el proceso suele ser muy sencillo y breve, ya que actúa totalmente en línea. Puedes solicitar tu préstamo para coche desde cualquier dispositivo con acceso al internet. Una vez envíes el formulario de solicitud, la respuesta suele venir inmediatamente, te pedirán tu documentación básica y, tras firmar el contrato, puedes disponer del capital necesario en un plazo entre 24 y 48 horas.

Leasing

El leasing es una manera de financiación, donde pagas unas cuotas a modo de alquiler del coche, teniendo la oportunidad de comprar el coche al finalizar el contrato de leasing, por el valor residual del mismo. Por lo general suelen ser contratos de mínimo 2 años, ofreciendo serias ventajas como, por ejemplo, costes de mantenimiento incluidos, cuotas mensuales bajas, pagos iniciales a coste cero, etc. Se trata de una muy buena opción para comprar un coche, también para profesionales, autónomos o pequeñas empresas, que necesitan financiar más vehículos, y quieren que el coste final no sea muy elevado.

Renting

El renting (alquiler de coche) consiste en un contrato de alquiler de un coche, que normalmente tiene una duración superior a 1 año. A través de este contrato, tú te pactas a pagar una cuota mensual, trimestral o anual fija para adquirir el vehículo totalmente asegurado. Lo que es la diferencia principal entre leasing y renting, es que en caso de renting, aunque puedas disfrutar plenamente del vehículo, no se contempla la opción a compra, por lo que una vez finalizado el contrato deberás devolver el coche a la entidad. O, si quieres seguir utilizándolo, será necesario prorrogar el contrato.

Carsharing, una vía alternativa

El “carsharing” es un método innovador, un modelo de alquiler de automóviles para esa gente, que no se puede permitir la compra de un coche. Si bien es cierto que nunca será de tu propiedad, esta solución es una alternativa fiable para el uso puntual y necesario de un automóvil, aunque no responde directamente a la compra de un coche. Pagas el uso del automóvil por horas o periodos cortos de tiempo. 24 horas al día y 7 días a la semana puedes disponer de un coche a precios muy razonables y competitivos. Este negocio emergente tiene un enorme éxito en ciudades como Barcelona, Madrid o Sevilla, aunque esta modalidad de negocio comienza a ser muy frecuente también en áreas empresariales o parques tecnológicos.


Hoy en día, adquirir un coche no es tarea tan difícil, aunque en actualidad la liquidez no es un activo muy frecuente entre la gente. Como ves, son muchas las alternativas de financiación para conseguir un coche. La idea de disfrutar de un vehículo se vuelve cada vez menos complicada.