Sobre los términos y condiciones de préstamos…

Fecha de la publicación: 19.09.2017

Sobre los términos y condiciones de préstamos…

Los términos y condiciones de un préstamo de dinero establecen las reglas para devolver el préstamo así como varios otros parámetros del contrato. Es muy importante, antes de comenzar la propia solicitud de un préstamo o crédito, leer atentamente los términos y condiciones que deben aparecer en la página web del prestamista.

Es decir, cada prestamista de confianza debería presentar una sección con sus términos y condiciones donde se destaca tanto la responsabilidad de la compañía, como todo lo que se espera de ti como prestatario si tu solicitud de préstamo rápido es aceptada.

Encontrar la sección con los términos y condiciones en la página web del prestamista debería ser muy fácil. Fíjate en la parte baja de la página, ya que en la mayoría esta información se encuentra ahí. Sin embargo, los apartados de los términos y condiciones normalmente incluyen formulaciones complicadas, así como varios tecnicismos, por lo que puede ser demasiado difícil no perderse y entender todo bien.

Aunque el contenido de esta sección puede variar en forma, por lo menos debería incluir:

  • La identificación completa de la empresa prestamista debería ser una de las primeras partes de los términos y condiciones. Domicilio, Número de Identificación Fiscal (N.I.F), contactos actuales, etc. A continuación también se suelen explicar los términos utilizados, como “préstamo”, “prestamista”, “prestatario”, con el fin de aclarar el contenido e agilizar la lectura del documento por el cliente.
  • La información acerca de la legislativa, los leyes aplicables y la jurisdicción correspondiente al tipo de préstamo o crédito concreto en cuanto a la aplicación y disponibilidad de las condiciones generales. Por ejemplo, derecho a desistir sin penalización del préstamo o crédito recién contratado.
  • La información sobre los requisitos de la solicitud del préstamo, indicando todos los datos y documentos que debes introducir a la hora de solicitar el préstamo o crédito. En este apartado deben ser especificados todos los requisitos que debes cumplir para que puedas solicitar el préstamo. Por ejemplo, edad mínima y máxima, residencia española, finalidad, avales y garantías, disponibilidad con ASNEF, sin nómina, etc. 
  • Las condiciones de devolución del préstamo. Es decir, los periodos de reembolso, el cálculo de los importes establecidos, el tipo de interés (T.I.N.) y la Tasa Anual Equivalente (T.A.E.), disponibilidad y condiciones de la amortización anticipada o prórrogas. Muy importante es también consultar la información sobre las consecuencias y penalizaciones por impago y mora.
  • La información sobre la protección de los datos de clientes. En esta sección, el prestamista debería informarte sobre su política de protección de los datos personales y garantizar proteger tus datos desde el primer momento en el que los introduces a él.

Como ya hemos mencionado antes, la forma y el contenido pueden variar, así como el número y el orden de los apartados. Por eso, antes de firmar un contrato, siempre consulta los términos y las condiciones ofrecidas. Haz lo con mucha atención, fijándose también en esos apartados en “letra pequeña”. Debes entender perfectamente con lo que estás de acuerdo firmando el contrato. No olvides que la violación de las condiciones contratadas puede traerte graves problemas en el futuro.