Registros de solvencia patrimonial en España

Fecha de la publicación: 07.02.2019

Registros de solvencia patrimonial en España

Los registros de morosos son unas listas de datos que reflejan los impagos de personas tanto físicas como jurídicas. Hay diferentes empresas que elaboran estos registros para informar sobre la solvencia patrimonial, especialmente acerca de quién paga y quién no paga sus deudas.

Sin cualquier duda, aparecer en uno de estos ficheros trae varios problemas. Supone automáticamente denegadas las compras a plazos, solicitudes de préstamos y créditos, hipotecas y otros tipos de financiación. Incluso conseguir una línea telefónica o contratar los suministros con compañías de servicios telefónicos o eléctricos sale más difícil. En el caso de los autónomos, sus problemas crecen aún más. ¿Cuáles son los principales ficheros de morosos en España, cómo se puede cancelar la inscripción y dónde buscar las alternativas de financiación para los que figuran en estos registros?

Los principales ficheros de morosidad

ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito)

ASNEF - EQUIFAX es uno de los ficheros de morosos más utilizados e importantes. Es elaborado conjuntamente por ASNEF y EQUIFAX IBÉRICA SL. Este fichero contiene información sobre operaciones impagadas, tanto por personas físicas como jurídicas, aportada por sus propios socios, entidades financieras, entidades de telecomunicaciones, operadoras de servicios, editoriales y aseguradoras. Estar incluido en ASNEF es relativamente sencillo ya que no existe un límite mínimo. Impago de un recibo telefónico, bancario o de servicios, puede ser motivo para la inclusión en este fichero. Los datos incluidos en el fichero podrán permanecer en él durante 6 años, complicando el acceso tanto a los préstamos y créditos, como el alta en cualquier compañía de servicios o telecomunicaciones.

RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas)

RAI es un fichero de morosidad destinado a personas jurídicas. Es decir, en este fichero de morosos solo pueden aparecer dadas de alta empresas y/o particulares que son o han sido autónomos. A diferencia de método de funcionamiento de otros ficheros de morosos, cualquier empresa que tiene contratado el servicio puede incluir los datos de una tercera empresa que le haya impagado cualquier pedido o trabajo. Así, el número de empresas que nutren el fichero RAI es más alto. Cualquier proveedor que tenga contratado el servicio puede fácilmente conocer los posibles impagos previos del cliente. Debido a este funcionamiento las empresas deben extremar precauciones ya que aparecer listado puede dificultar seriamente las compras con los proveedores habituales. El plazo de permanencia de la información contenida en el RAI es, actualmente, de sesenta meses.

BADEXCUG - Experian (Base de Datos Experian Closed Users Group)

Gestionado por Experian Bureau de Crédito, BADEXCUG es uno de los listados de morosos que existen en España, de condiciones similares a ASNEF y RAI. Este fichero de morosos registra la información sobre el incumplimiento de pagos de las personas físicas cuyos datos pueden ser incorporados por cualquiera de las entidades adheridas. Como en caso de ASNEF, apareciendo en BADEXCUG no se podrá acceder a ningún producto de financiación como hipotecas, préstamos y créditos, etc. También es muy probable tener problemas al contratar nuevas líneas telefónicas o servicios como electricidad, luz y gas. Experian gestiona también el fichero INFODEUDA y el registro de buenos pagadores CIREX.

¿Cómo se puede salir de los ficheros?

Cada persona o empresa tiene derecho a acceder, modificar y cancelar sus datos de cualquiera de los ficheros de morosos nacionales, utilizando el servicio correspondiente al fichero que quiere consultar. Habitualmente es necesario rellenar un formulario online o enviar un escrito con información requerida.

También existen varias compañías privadas que ofrecen el servicio de tramitación de consultas y reclamaciones. Una vez comprobado que alguien figura en una lista de morosidad, en general tiene las siguientes opciones:

  • La mejor solución para dejar de figurar en el fichero es pagar la deuda a la empresa que ha reclamado el pago. Una vez hecho el pago, la empresa deberá comunicar al fichero el pago y sacar los datos. Esta es la manera más recomendable.
  • Controlar si los datos están introducidos correctamente. Cualquier error en la inscripción, sea grande o mínimo, puede usarse a favor del inscrito para dejar de pertenecer en el fichero. Si se encuentra algo incorrecto, se puede realizar una queja formal contra el proceso de inscripción.
  • La última opción es esperar a la expiración de la inscripción en el fichero. Después del plazo de expiración (habitualmente 6 años como mínimo), se sacará el deudor del listado y no se puede incluir otra vez por la misma deuda.

¿A dónde recurrir para la financiación?

Mientras sus datos aparezcan listados en uno de los ficheros de morosidad, las personas afectadas no pueden acceder a ningún tipo de financiación, ya que ninguna entidad financiera tradicional les permitirá acceder a ningún producto de financiación como hipotecas o préstamos personales. También tienen problemas al contratar nuevas líneas telefónicas o servicios como luz y gas. Sin embrago, en el mercado privado existe una amplia oferta de préstamos y créditos que se conceden aunque uno esté inscrito en uno de los registros de morosidad.

Mini créditos con ASNEF

Si se necesita una cantidad pequeña de manera urgente, se puede solicitar un mini crédito con ASNEF. Se trata de un producto financiero que ofrece conseguir cantidades pequeñas de hasta 300 euros en cuestión de minutos. Como garantía solo se necesita un justificante de ingresos periódicos. Los ficheros de morosidad no importan, siempre y cuando las deudas inscritas no superen una cantidad máxima establecida por la entidad prestamista y no provengan de impagos a entidades financieras.

Préstamos con ASNEF

Si se necesita un importe más elevado, se pueden consultar las ofertas de préstamos con ASNEF o préstamos personales con garantía. Con estos productos financieros es posible conseguir un importe elevado, aunque si uno esté incluido en un fichero tipo ASNEF. Dependiendo de la cantidad solicitada, se deben demostrar unos ingresos adecuados, regulares y suficientes o entregar un bien de valor para garantizar la devolución del préstamo. Las garantías más comunes son garantía de coche o garantía hipotecaria.

Antes de solicitar este tipo de financiación, hay que tener en cuenta que los préstamos y créditos disponibles para la gente inscrita en los ficheros de morosidad conllevan tanto desventajas como, por ejemplo, el riesgo de sobreendeudamiento o la pérdida de los bienes utilizados de garantía.