¿Quién pide préstamos y créditos en España?

Fecha de la publicación: 14.11.2017

¿Quién pide préstamos y créditos en España?

Según el análisis elaborado por Fintonic para el año 2017, el nivel de endeudamiento de la población depende mucho de la edad. En actualidad, el 25% de todos los españoles posee al menos un crédito al consumo.

¿Dónde solicitan los españoles préstamos y créditos?

Los microcréditos forman el 0,6% de los préstamos contratados, seguidos con el 6,6% de los préstamos personales suscritos con financieras de vehículos. El 20,7% pertenece a las entidades financieras, bancos o establecimientos financieros de crédito.

Los jóvenes son los menos endeudados

El nivel de endeudamiento aumenta con la edad de los prestatarios, siendo los menos endeudados los menores de 24 años. Solo el 10% de los jóvenes entre 18 y 24 años cuenta con un crédito al consumo. Mientras que en el caso de los mayores de 55 años, la prevalencia se incrementa hasta el 33%.

No obstante, no depende solo de la edad, sino también del nivel de los ingresos. Mismo como en el caso de la edad, con mayores ingresos, más común es recurrir a un préstamo o crédito.

Así, el perfil medio del consumidor español de microcréditos es una persona entre 18 y 24 años y con ingresos anuales inferiores a 13.000 euros. Al contrario, los préstamos personales y los créditos hipotecarios son unos productos financieros, a los que más recurren los ciudadanos entre 35 y 55 años, con ingresos anuales superiores a 40.000 euros.

Las finalidades más frecuentes según la edad

De comprar un coche a hacer reformas de vivienda, las prioridades cambian con la edad, tanto como las finalidades para las que se pide una financiación. Las tres finalidades más repetidas a la hora de pedir un préstamo o crédito en 2017 según las estadísticas de CrediMarket son:

  1. comprar un coche, con el 20% del total
  2. unificar las deudas, con el 19% del total
  3. hacer reformas en el hogar, con el 13% del total 

Los más jóvenes, hasta unos 35 años, los solicitan financiación sobre todo para adquirir un vehículo o coche, mientras que a medida que se cumplen años se destinan, sobre todo, a unificar deudas.

En concreto, entre 18 a 24 años, las tres finalidades más repetidas son comprar un coche con el 38%, unificar deudas con el 12% y hacer reformas con el 11% del total. De 25 a 34 años, el objetivo primero sigue siendo comprar un coche (24%), seguido por unificar deudas (20%) y hacer reformas (13%). A partir de los 35 años hasta los 44, la primera finalidad cambia a unificar deudas (22%), seguido de comprar un coche o vehículo (19%) y hacer reformas de vivienda (15%). Más allá de los 45 años, ya no cambia mucho el orden de las finalidades: unificar deudas (22%) y llevar a cabo reformas en el hogar (17%). Comprar un coche retrocede hasta la tercera opción más repetida (15%).

Hombres y mujeres

Además, en el listado de prioridades, también hay diferencias entre hombres y mujeres. Para los hombres, el orden es unificar deudas (20%), comprar un coche (19%) y afrontar unas obras (18%) mientras que para las mujeres es unificar deudas (25%), hacer unas reformas (17%) y comprar un coche (8%).