¿Qué son las tarjetas monedero?

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 28.10.2021
¿Qué son las tarjetas monedero?

Las tarjetas monedero son tarjetas prepago que podemos utilizar en cualquier establecimiento o compra digital. No van asociadas a nuestra cuenta bancaria y nos permiten controlar el gasto mensual.

Desde hace ya años, con la llegada de las nuevas tecnologías y el auge de las compras a través de Internet, seguro que has oído hablar de las denominadas “tarjetas monedero”, también conocidas como “tarjetas prepago”. ¿Tienes claro lo que son y para qué se utilizan? ¿Te interesa obtener una, pero temes que no sean gratuitas? Continúa leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber.

Tarjetas monedero: definición

Para entender lo que son las tarjetas monedero podemos recurrir a la definición del Banco de España, que las califica como: “tarjetas prepago que permiten hacer abonos de pequeño importe". Es decir, estas tarjetas deben ser recargadas antes de usarse, ya sea por el importe exacto del gasto que se vaya a realizar con ellas o por la cantidad que queramos.

Las tarjetas monedero se pueden utilizar en cualquier establecimiento, ya que su aspecto es como el de cualquier tarjeta y dispone también de un código pin con el que completar la operación. Así, este tipo de tarjetas son una alternativa a las tarjetas de débito habituales que nos aportan otro tipo de ventajas que pueden resultar atractivas para los usuarios.

Ventajas de las tarjetas monedero

Si las comparamos con las tarjetas de crédito y débito a las que estamos habituados, las tarjetas monedero cuentan con las siguientes ventajas:

Control total del gasto

La tarjeta monedero se nutre de las recargas que realiza uno mismo por la cantidad que desea. Por tanto, se convierte en una estrategia ideal para controlar el gasto mensual en el que incurrimos y llevar así un control de nuestra economía familiar.

Por ejemplo, si en base a mis ingresos mensuales calculo que no debo gastar más de 500 € al mes entre mi cesta de la compra y otros gastos, puedo recargar la tarjeta por dicha cantidad y garantizar que no voy a excederme de ese gasto.

Otro ejemplo podría ser si necesito controlar el gasto que hacen mis hijos, ya que puedo recargar una cantidad que sé que no podrán exceder al utilizar tan solo la tarjeta monedero para sus gastos diarios.

Mayor seguridad en compras online

Debido a que estas cuentas no están asociadas a ninguna de nuestras cuentas bancarias, podemos estar seguros de que no existe peligro al pagar con estas tarjetas en Internet. Aún hay muchos usuarios que se muestran reticentes a la hora de introducir sus datos de la tarjeta de débito o crédito en sus compras online, pero con la tarjeta monedero podemos dar el número de tarjeta con la seguridad de que, aunque nos “hackearan” los datos, no podrán retirar más dinero del que hayamos recargado en la tarjeta.

Desventajas de las tarjetas monedero

Por su parte, también podemos mencionar las siguientes desventajas con las que cuentas las tarjetas monedero:

Hay que acordarse de recargarlas

Es posible que en un momento determinado nos dispongamos a realizar una compra y no podemos llevarla a cabo porque se nos ha olvidado recargar la tarjeta. En general, bastaría con entrar a nuestra sesión digital del banco para hacerlo, pero es posible que no podamos en ese momento y tengamos que posponer la compra hasta que recarguemos la tarjeta.

No se puede sacar dinero en cajeros

Como hemos comentado, estas tarjetas no están vinculadas a nuestra cuenta bancaria, por lo que no pueden utilizarse para retirar efectivo de los cajeros. Así, para realizar esta operativa deberemos llevar con nosotros la tarjeta de débito.

Posible comisión de mantenimiento

Dependiendo de la entidad es posible que cobren una comisión de mantenimiento por estas tarjetas, especialmente si la tarjeta es física y no virtual. Sin embargo, hay entidades que no cobran por el mantenimiento de esta tarjeta.

¿Cómo obtener la tarjeta monedero?

En principio, casi todas las entidades bancarias tienen este tipo de tarjeta en su catálogo, de manera que basta con entrar en la página web o acudir a una sucursal para solicitar una tarjeta monedero. Eso sí, conviene informarse previamente de los posibles gastos de emisión o mantenimiento de la tarjeta, ya que igual no nos conviene solicitarla.

Además, en el caso de que nos ofrezcan la posibilidad de solicitar una tarjeta virtual en vez de física, se recomienda escoger la primera precisamente para evitar posibles gastos de emisión de la tarjeta.

¿Tarjeta monedero física o virtual?

Las tarjetas monedero pueden ser físicas o virtuales. De hecho, hay bancos que sólo las ofrecen en una u otra modalidad, mientras que otros todavía ofrecen los dos formatos para que el cliente escoja el que más le convenga.

Lo interesante de la tarjeta monedero virtual es que posiblemente no tenga gastos de mantenimiento porque no hay ningún “plástico” que mantener. Además, la tendencia es terminar con las tarjetas físicas y darle un respiro al medio ambiente evitando el uso de los plásticos.

Fuentes: Economía responsable, Consumer

author

Autor del artículo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.