Qué significa ser Autónomo y cómo darse de alta

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 28.10.2020
Qué significa ser Autónomo y cómo darse de alta

Cada día son más las personas que deciden emprender y montar su propio negocio, ya sea vía online o presencial. Para poder empezar a trabajar de manera autónoma, es imprescindible darse de alta en la Seguridad Social y en Hacienda, así como ser consciente de nuestras obligaciones como trabajadores por cuenta propia.

Convertirse en nuestros propios jefes es el sueño de muchas personas, pero para poder hacerlo realidad deberemos conocer todos los trámites a seguir y las obligaciones futuras asociadas. El primer paso de todo emprendedor es tener una idea clara de negocio, siendo muy recomendable realizar un estudio de viabilidad para conocer el futuro de tu empresa antes de lanzarte a la piscina. Si has decidido seguir adelante, deberás llevar a cabo dos trámites fundamentales para convertirte en autónomo en España, que son el alta en la Seguridad Social y el alta en Hacienda.

Qué significa ser Autónomo

Un autónomo es una persona física que realiza un trabajo por cuenta propia, de manera habitual, y a cambio de una remuneración. Es decir, un autónomo no trabaja por cuenta ajena, esto es, con un contrato de trabajo que le vincule a trabajar por cuenta del empleador.

Para ser autónomo, basta con ser mayor de edad o estar emancipado si es menor de 18 años.

Pasos a seguir para registrarse como autónomo

A continuación detallamos los pasos a seguir para darse de alta como autónomo y comenzar a ejercer legalmente la actividad de negocio:

1. Certificado Digital de Persona Física (FNMT)

Hoy en día, la mayoría de los trámites de la administración pública se pueden realizar de manera online. Se están intentando digitalizar todos los procedimientos, y esto es algo que se agradece ya que podrás realizar tus gestiones cómodamente sin salir de casa. Es por ello que la primera recomendación para convertirte en autónomo es la de obtener el Certificado Digital de Persona Física que otorga la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT).

El proceso es muy sencillo, deberás acceder a la página de FNMT y solicitar el certificado rellenando un pequeño formulario. Si has realizado los pasos de forma correcta, recibirás un código que necesitarás presentar en una oficina de registro junto con tu DNI para así acreditar tu identidad. Una vez comprobada tu identidad, recibirás un email para poder terminar el proceso y descargarte el certificado en tu ordenador. Es muy recomendable realizar una copia de dicho certificado en una fuente de almacenamiento externa.

2. Alta en la Seguridad Social (RETA)

Al ser trabajador autónomo, es tu responsabilidad darte de alta en la Seguridad Social. Ahora que dispones de certificado digital, darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos te será mucho más sencillo. Si deseas modificar la información o los datos aportados, así como comunicar tu baja al finalizar la actividad, recuerda que, como autónomo, es tu obligación realizar estos trámites.

Para realizar el alta, modificación o baja, el modelo al que deberás acceder es el modelo TA0521. Una vez en el modelo, deberás rellenar, además de tus datos personales, a qué actividad o actividades te vas a dedicar. Para ello, la Seguridad Social usa una Clasificación Nacional de Actividades Económicas o CNAE, que es distinta a la clasificación usada por hacienda (IAE), pero que también deberás introducir. Seguidamente, necesitarás elegir tu base de cotización (recuerda que puedes cambiar la base hasta cuatro veces al año) y tu mutua.

Al presentar dicha solicitud el sistema generará automáticamente un justificante, y cuando el acta sea efectiva recibirás una notificación, generalmente, por mensaje de texto. Recuerda que si es la primera vez que te das de alta como autónomo disfrutarás de una reducción en la cuota, llamada tarifa plana, y durante los primeros años tendrás grandes bonificaciones para ayudarte en los complicados primeros pasos de tu negocio.

3. Alta en Hacienda

El siguiente paso será el alta en Hacienda. Para ello, a través de su página web deberás acceder al modelo 036 o 037 (modelo simplificado), en función de tu negocio. Por ejemplo, si deseas realizar negocios con alguna empresa europea, deberás optar por el modelo 036 para darte de alta como operador intracomunitario.

Al igual que con el otro formulario, deberás rellenar tus datos personales, además de la actividad o actividades a la que te vas a dedicar. También debes incluir tu lugar de trabajo, bien sea un local o tu propia casa, así como si vas a contratar a algún trabajador. A continuación, indicar el régimen aplicable del IVA y el modelo de estimación del IRPF, y presentar dicho formulario. Si tu negocio es algo complicado o tienes dudas para rellenar este formulario, el mejor consejo es contactar con un asesor o gestor que te ayude durante todo el proceso.

4. Otros trámites

Si dispones de centro de trabajo, deberás comunicar la apertura del mismo a la Consejería de Trabajo de tu comunidad autónoma, así como todas las licencias oportunas en función de tu actividad a desarrollar. Si no quieres tener retrasos, empieza los trámites de solicitud de las licencias con antelación.

Ventajas de trabajar como autónomo

Sin duda, la ventaja más destacada de trabajar por cuenta propia es el hecho de ser tu propio jefe. De este modo, nadie te dice lo que tienes que hacer, sino que tú eres el dueño de tu propia actividad, así como de gestionar las tareas a llevar a cabo.

Por su parte, un autónomo no tiene un horario fijo de trabajo, ya que no tiene que rendir cuentas más que a sí mismo. Es por ello que cuentan con mayor flexibilidad a la hora de conciliar que aquellos que trabajan por cuenta ajena.

Desventajas de los autónomos

Sin embargo, no todo son ventajas para los autónomos, ya que estos deben cumplir con una serie de obligaciones asociadas al trabajo por cuenta propia. Por ejemplo, el trabajador autónomo debe emitir facturas de todas tus ventas, así como recopilar las facturas de sus compras. Todo ello deberá ir documentado en los libros de ingresos, de gastos y de bienes de inversión. Además, debe liquidar el IRPF (modelo 130) y el IVA (modelo 303) de forma trimestral y a mes vencido. Si además se realizan operaciones intracomunitarias, se deberá presentar el modelo 349 de forma trimestral junto con todo lo anterior.

Así, el autónomo deberá tener su contabilidad actualizada si no quiere tener una sorpresa desagradable en el caso de que Hacienda decida realizar una inspección, por lo que es muy recomendable ponerse en manos de un gestor que ayude a mantener todos los trámites al día.

¿Cuánto cuesta ser autónomo?

Antes de pensar si es conveniente trabajar de manera autónoma o por cuenta ajena, hay que tener en cuenta los siguientes gastos a los que todo autónomo ha de hacer frente:

  • - Cuota de autónomo: durante el primer año es de 60€, los seis primeros meses del segundo año es de 141,65€ y los seis siguientes de 198,31.
  • - Seguro de responsabilidad civil, si la actividad lo requiere.
  • - Gastos de asesoría, si se contratan, que suelen rondar los 50€ mensuales.
  • - Licencias de Software en el caso de utilizar programas informáticos.
  • - Pago anual de página web, si se tiene.

Por otra parte, los autónomos pueden desgravarse el IVA de gastos relacionados con el alquiler de la vivienda donde ejerzan su actividad, así como los gastos de luz, gas, agua, wifi o teléfono móvil, además de cualquier material que adquieran y sea necesario para su trabajo. Por ejemplo, material de oficina, aparatos tecnológicos, etc.

 

Fuentes: Ministerio de Trabajo y Economía Social / Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones / La Vanguardia

author

Autor del artículo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.