¿Qué créditos pre-aprobados ofrece tu nuevo banco?

Fecha de la publicación: 23.05.2019

¿Qué créditos pre-aprobados ofrece tu nuevo banco?

Existen varias razones por las que puedes decidir cambiar tu cuenta de un banco a otro. La rentabilidad de depósitos, las ofertas y condiciones de financiación, los costes, la seguridad, las opciones de acceso, etc. Así, antes de elegir un nuevo banco hay que considerar todas las ventajas (y posibles desventajas) que te puede traer ese cambio.

En cuanto a las ventajas, al cambiar de banco puedes mejorar las condiciones de tu cuenta bancaria, beneficiarte de nuevas promociones y regalos, disfrutar de una red mayor de cajeros más cerca de tu sitio o aprovechar la posibilidad de conseguir un préstamo o crédito más ventajoso.

Entre todos los aspectos a considerar cabe destacar la financiación preconcedida. Se trata de un crédito o préstamo pre-aprobado, una oferta personalizada de financiación rápida, que algunas entidades bancarias proporcionan a sus clientes en función de su perfil financiero y sus ingresos. Esta posibilidad de disponer de una financiación prácticamente instantánea puede ser muy interesante. Tanto por su tramitación rápida como por su coste que en algunos casos puede ser por debajo de la media. Si planeas domiciliar tu nómina en otro banco, merece la pena dedicar un poco de tiempo a consultar la información sobre la oferta de productos preconcedidos porque hay muchas diferencias entre las distintas entidades bancarias.

¿Qué deberías conocer para evaluar las ofertas?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que este tipo de préstamos y créditos está disponible solo para algunos clientes y las condiciones varían en base a su perfil financiero. Por eso, hay diferencias entre importes y plazos disponibles para cada cliente de una misma entidad bancaria. Sin embargo, los créditos preconcedidos en muchos casos conllevan condiciones muy atractivas y un coste inferior a la media de los créditos personales habituales. Si tienes un buen perfil de cliente y una buena clasificación de riesgo, el banco te puede proporcionar cantidades y plazos más elevados con unas condiciones muy competitivas.

Para que el banco te ofrezca uno de estos préstamos o créditos pre-aprobados, tienes que cumplir con una serie de requisitos. Llevar un tiempo vinculado a la entidad bancaria, domiciliar tu nómina y recibos, disponer de liquidez financiera, no tener descubiertos en tu tarjeta de crédito o contar con un buen historial crediticio, son algunos de los requisitos generales para acceder a la financiación.

Entonces, aunque la posibilidad de acceder a este tipo de financiación y sus condiciones sean unos factores a valorar a la hora de cambiar de banco, recuerda que para conseguir un préstamo o crédito preconcedido hay que tener cierta antigüedad con el banco nuevo.

Es también importante ser consciente de que la pre-aprobación de préstamo no siempre implica las mejores condiciones. A veces, los préstamos y créditos preconcedidos cuentan con una serie de condiciones que encarecen el precio total de financiación, sean unas vinculaciones obligatorias o las comisiones de apertura, estudio, gestión o cancelación. Para encontrar las mejores condiciones, consulta diferentes ofertas de financiación preconcedida y compara las propuestas de distintas entidades bancarias.