Prórrogas de minipréstamos y microcréditos rápidos

Fecha de la publicación: 13.06.2017

Prórrogas de minipréstamos y microcréditos rápidos

En cuanto a los minipréstamos y microcréditos rápidos online, en general proporcionan una solución rápida para cubrir una falta imprevista de dinero y se solicitan de manera sencilla en línea a través de qualquier dispositivo con aceso al internet. Todo el proceso de solicitud, evaluación y aprobación (o rechazo) de estos préstamos rápidos se realiza de manera automatizada y en cuestión de minutos.

No son necesarios apenas requisitos, avales, ni papeleo y en algunos casos puedes solicitar el préstamo aunque si estás incluido en una lista de morosidad tipo ASNEF.

Son muchas las ventajas que posee este tipo de préstamos urgentes, especialmente si haces frente a unos gastos imprevistos e inevitables. Sin embargo, la mayoría de estos minipréstamos o microcréditos suelen tener un plazo de devolución corto, con un máximo de 30 días para reembolsar el importe prestado más todos los intereses. Queda claro que antes de pedir un préstamo o crédito siempre debes considerar tanto tu situación económica, como todas las condiciones del préstamo elegido. Debes atentamente evaluarlas para quedarte absolutamente seguro de que podrás devolver el préstamo al tiempo establecido. 

Si a pesar de ser una persona responsable se acerca la fecha de vencimiento de tu préstamo y tú, por cualquier motivo, no dispones de dinero para liquidarlo, ¿qué opciónes tienes?

No devolver el importe del préstamo urgente

El impago de la deuda es sin dudas la peor posibilidad que puedes elegir para resolver el problema. Puesto que el impago de la deuda no cancela tu obligación de pago. Es decir, tiene lugar el efecto contrario - si no devuelves el importe del préstamo más todos los intereses correspondientes, el importe de la deuda se irá incrementando de manera progresiva. Así, cada día que pase sin cumplir con tu obligación de pago, te resultará más costoso el dinero prestado.

Solicitar una prórroga del préstamo rápido

Una prórroga significa una ampliación del plazo de devolución. Algunas entidades financieras ofrecen estos aplazamientos como una ventaja adicional. Un tiempo extra para volver a equilibrar tu situación económica y devolver tu minipréstamo sin caer en un impago. No obstante, no todas las entidades prestamistas de minicréditos urgentes incluyen esta opción. Si la incluyen, los plazos y costes que te ofrecen son distintos unos de otros según las condiciones de cada prestamista particular.

Para poder concederte la prórroga algunos prestamistas piden reembolsar los intereses generados hasta el momento y devolver el importe al final del plazo ampliado. Disfrutar de una prórroga tiene un coste que varía en función del importe del préstamo solicitado. En cualquier caso, la cuantía de la prórroga será inferior a la que tendrías que afrontar si incurrieras en impago.

¿Y si no puedes pagar la prórroga?

Las condiciones de prorrogar suelen variar según la entidad a la que acudas. En caso de que no estés capaz de pagar por la prórroga se cancelará la solicitud. Por lo tanto el tiempo de vencimiento de tu préstamo volverá a ser el del plazo original. 

Si no puedes desembolsar el importe de la prórroga ni tampoco haces frente a tu obligación de pago del minipréstamo urgente, entonces deberás pagar los intereses de demora por el incumplimiento de tus obligaciones y el impago del importe del préstamo que solicitaste con sus respectivos intereses.

La opción de aplazamiento de pago o la prórroga suele utilizarse para evitar impagos ya que ampliar el plazo siempre será más barato que no pagar. No obstante, también las prórrogas tienen un coste adicional que debes pagar. Siempre queda mejor cumplir con las condiciones contratadas y devolver el préstamo al tiempo establecido, evitando tanto el impago, como los aplazamientos y prórrogas. No debes solicitar minipréstamos y minicréditos rápidos si no estás completamente seguro de que podrás reembolsarlos en el plazo original acordado.