Productividad del teletrabajo durante la pandemia del Coronavirus

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 07.09.2020
Productividad del teletrabajo durante la pandemia del Coronavirus

La productividad del teletrabajo ha aumentado para muchos profesionales, aunque se trabajan más horas de lo habitual y aún se debe aprender a conciliar con nuestra vida personal.

Durante los últimos meses hemos experimentado numerosos cambios en nuestra vida cotidiana, demasiados quizá. Uno de ellos es en lo referente al ámbito laboral, debido al trabajo en remoto que muchos empleados se han visto forzados a llevar a cabo desde sus hogares desde que comenzó la pandemia. Es por ello que las empresas y la sociedad en general se preguntan si este nuevo modus operandi ha resultado productivo o no.

Pues bien, para poder responder a esta cuestión se llevan meses realizando estudios y encuestas a empleados y empleadores, y se ha consultado a expertos y profesionales para conocer su opinión. Todo ello para tratar analizar el impacto que el Coronavirus ha tenido en la productividad del teletrabajo desde el pasado mes de marzo.

Aumento de la productividad durante el teletrabajo

Según el informe “El Futuro del Trabajo tras el COVID-19” realizado por Robert Walters, un 47% de los encuestados afirman haber aumentado la productividad teletrabajando, mientras que para un 35% no ha habido cambios significativos y un 17% señala que la productividad ha sido inferior.

Entre los factores que han contribuido al aumento de la productividad del teletrabajo para el 47% mencionado son más horas de sueño, ahorro de tiempo en desplazamientos, menos distracciones o más autonomía en las tareas a desempeñar, entre otros.

Si atendemos a los datos del comparador Acierto.com, casi el 70% de los profesionales afirman que su productividad durante el teletrabajo al menos se ha mantenido o incluso se ha visto incrementada.

Más horas de trabajo

Por otra parte, cabe destacar que un 36% de los encuestados por Robert Walters afirma trabajar más horas de lo habitual, por lo que su jornada laboral se ha visto incrementada durante el teletrabajo. Además, otro inconveniente que ha interferido en la productividad del trabajo en remoto ha sido el no contar con un espacio cómodo en sus casas, además de tener que compaginar el teletrabajo con el cuidado de los hijos.

Los datos que facilita Acierto.com también destacan que las horas de trabajo por parte de los profesionales que teletrabajan se han incrementado en un 60%, mientras que se han reducido para directores y gerentes en un 16%.

Qué opinan los empleados

Si atendemos al informe de Robert Walters encontramos que para el 56% de los trabajadores encuestados la experiencia del teletrabajo ha sido positiva. Además, 9 de cada 10 profesionales desearía continuar con esta modalidad de trabajo en la era post-Coronavirus. Solo un 7% aboga por volver a las oficinas una vez superada la pandemia, rechazando así la posibilidad de teletrabajar como han venido haciendo hasta ahora.

Por su parte, los datos que encontramos en el comparador Acierto.com revelan que 8 de cada 10 trabajadores están satisfechos con el teletrabajo y que más de un 90% querría seguir trabajando de manera remota después del Coronavirus.

Previsión de teletrabajo a partir de ahora

A pesar de que es complicado predecir si el teletrabajo se convertirá o no en la norma una vez superemos la pandemia del Coronavirus, no podemos ignorar el efecto positivo que ha tenido para numerosas empresas y profesionales, así como el cambio en la mentalidad de muchos que se han dado cuenta de las ventajas que ofrece esta modalidad de empleo que era tan poco popular en España.

Sin embargo, como menciona Juanjo Amorín, Fundador y Presidente Ejecutivo de Edix, en una entrevista realizada para El Economista, “como todo en la vida, también hay alguna desventaja. Los trabajadores tienden a trabajar más horas o a no saber separar espacios, aunque sea de manera mental. Por eso es importante aprender a teletrabajar, como una disciplina más”. Así, está claro que el teletrabajo puede que permanezca en muchas empresas tras la experiencia vivida, pero es una modalidad que aún debe ser perfilada para que todos seamos capaces de sacarle el máximo partido y no genere más desventajas que ventajas ni para las empresas ni los trabajadores.

Fuentes: Robert Walters, El Economista, Mallorcadiario.com

author

Autor del artículo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.