Préstamos y créditos para estudios

Fecha de la publicación: 03.04.2017

Préstamos y créditos para estudios

Como ya hemos mencionado varias veces en nuestros artículos, utilizar préstamos y créditos para financiar tu educación profesional, sea formación universitaria, estudios de posgrado o estudios profesionales de estudiantes, es definitivamente uno de los usos más recomendables. Se trata de una inversión en tu carrera profesional, mejorando tus posibilidades de obtener un buen trabajo en el futuro.

Sin embargo, antes de solicitar la financiación para tus estudios, deberías conocer todos aspectos unidos con los préstamos y créditos para estudios. Para que puedas escoger una oferta que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Qué propiedades debe tener un préstamo o crédito para estudios?

El importe total disponible del préstamo debería incluir tanto el coste total de los estudios, como otros gastos relacionados con los estudios, material, equipamiento necesario o por ejemplo el alquiler de vivienda.

Recuerda que los intereses más bajos son lo que distingue los préstamos para estudio de otros tipos de ofertas prestamistas. Si quieres solicitar un préstamos para abonar los pagos de tus estudios universitarios, siempre busca un crédito que tenga esa finalidad, ya que son los que tienen unos intereses más reducidos. La Tasa Anual Equivalente (T.A.E.) de estos productos no debería superar al 7%. Junto con los tipos de intereses es también importante informarse de que la oferta no incluye otras comisiones adicionales ni productos vinculados, tarjetas de crédito, seguros, etc.

Otro aspecto importante es el plazo de devolución. Si estás estudiando necesitarás un plazo de reembolso más extenso de lo habitual, aunque significa que acabas pagando más. Los préstamos y créditos para estudios tienen un plazo de devolución hasta 10 o 15 años, con posibilidad de carencia durante los estudios. Lo que significa que en el período de la carencia (por ejemplo 5 años) solo pagarás los intereses.

Estas son las características principales de los préstamos y créditos para estudios. A la hora de buscar la financiacón, frente a una oferta particular, siempre controla si las condiciones del contrato ofrecido cumplen con las características mencionandas.

Tipos de préstamos y créditos para estudios

En el mercado actual de los productos para financiar estudios existen distintos tipos de préstamos y créditos que tienes a tu disposición. En general podemos distinguir tres tipos de financiación profesional:

Los préstamos y créditos universitarios oficiales. Las entidades financieras colocan a los jóvenes los productos financieros complejos al más puro estilo de los créditos universitarios. En general, estos préstamos y créditos te permiten ajustar la devolución del importe a tus posibilidades, disfrutando el período de carencia de hasta 5 años, y reembolsando la deuda durante los años siguientes a la finalización de los estudios.

Otra opción pueden ser los préstamos y créditos bancarios. Algunos productos del sector bancario puedes encontrar como una financiación adecuada y ventajosa. Sin embargo a diferencia de los créditos oficiales, a veces el banco puede establecer parámetros a los que sea más difícil ajustarte. Debido a los pagos fijos de las cuotas o por tu historial crediticio por ejemplo.

Si no te sirven ni los créditos oficiales ni los ofrecidos por los bancos, los minipréstamos y microcréditos de las entidades privadas están utilizados cada vez más por los estudiantes. Aunque no son suficientes para financiar toda la formación, a pesar de caracterizarse por tener tipos de interés altos y el tiempo de devolución corto. Sin embargo, sí que pueden ser útiles como no se exige cumplir con tantos requisitos, nadie pregunta a tu historial de crédito u otra contrapartida. Además representan una forma fácil y rápida de obtener dinero necesario en línea por Internet, para cubrir cualquiera incapaz económica de momento.