Préstamos entre particulares

Fecha de la publicación: 24.02.2017

Préstamos entre particulares

Los préstamos entre particulares, también conocidos como los préstamos p2p (de inglés “peer to peer“) representan una forma de obtener financiación rápida, através de las plataformas online, sin la intermediación de entidades bancarias ni financieras. Es decir, los préstamos p2p son aquellos préstamos ofertados de particulares a otros particulares sin la intervención de una institución financiera tradicional.

Personas con ahorros invierten en los proyectos de otras personas que buscan financiación para llevarlos a cabo. Los inversores se benefician de atractivos retornos y los prestatarios de intereses bajos.

Los préstamos entre particulares, gracias a los últimos avances tecnológicos, es una opción muy interesante para obtener dinero necesario de manera rápida y sencilla, ya que puede ser difícil, o menos atractivo, acceder al mismo en las entidades financieras, sean bancarias o privadas. En muchos casos se trata de microcréditos, de bajo monto, aunque las cantidades pueden ser de unos 30 000 euros o más, con plazo de reembolso de hasta 60 meses, devolviendo el dinero en cuotas mensuales. Un préstamo entre particulares tanto puede ayudar con una compra pequeña, como financiar un proyecto más grande.

Cómo funcionan los préstamos entre particulares?

Por parte de prestatario, este entra a las páginas de una plataforma p2p y allí realiza en línea una solicitud en la que facilita sus datos personales, laborales y económicos, la cantidad que desea y el plazo de devolución, así como la finalidad del préstamo. 

Dependiendo de la plataforma particular y sus condiciones, puede ser necesario cumplir con varios requisitos. Entre los requisitos más habituales, al lado de la edad mínima de 18 años o la residencia española (DNI/NIE), pertenece sobre todo ser capaz de devolver el dinero más los intereses en el plazo establecido. Los prestamistas quieren estar seguros con su inversión. Para aumentar la probabilidad de obtener el préstamo solicitado, es recomendable disponer de una fuente estable de ingresos, una nómina, pensión o prestación, y ser capaz de demostrarlo con un justificante de ingresos periódicos. Por el mismo razón, las deudas apuntadas en los ficheros de morosidad o un alto nivel de endeudamiento son los factores que influyen negativamente la clasificación de riesgo, las condiciones del préstamo y la probabilidad de obtener el préstamo en general.

Después de enviar la solicitud, por parte de la plataforma se realiza un estudio del préstamo solicitado y se clasifica con un nivel de riesgo. Se le indicará al solicitante la viabilidad del préstamo y las condiciones que puede obtener, debido su clasificación de riesgo. Con acuerdo del prestatario, la plataforma publicará el préstamo para que los prestamistas pueden verlo, invertir el dinero o mandar un mensaje al prestatario, si tienen algunas dudas.

Una vez los prestamistas completan el 100% del importe solicitado, se firma el contrato del préstamo y la plataforma transferirá el dinero inmediatamente a la cuenta bancaria del prestatario.

Los inversores pueden invertir en diferentes préstamos a través de la plataforma, eligiendo la cantidad que desean invertir en cada uno y teniendo así la posibilidad de minimalizar el riesgo a través de la diversificación. Gracias a la clasificación de riesgo, el inversor puede elegir el nivel de riesgo y compararlo con los beneficios potenciales.

Las ventajas de la financiación entre particulares

Las plataformas p2p utilizan las más altas tecnologías. No sólo para ofrecer una manera más cómoda, sencilla y rápida a la hora de buscar y realizar todo el tratamiento para obtener un préstamo, sino también para eliminar todos los gastos de intermediación en los que incurren los bancos y las instituciones financieras tradicionales. Por eso pueden ofrecer mejores condiciones, tanto para los prestatarios, como para los inversores.

Gracias a los préstamos entre particulares es posible conseguir condiciones muy buenas e interesantes. Sin embargo, como ya hemos mencionado, sobre todo depende de la situación financiera del solicitante, en la que se basa la análisis de riesgo que realiza la plataforma. El prestatario será incluido en un grupo de riesgo, bajo las condiciones (tipos de intereses, importe y plazo de devolución, etc.) según la clasificación calculada. Así, bajo nivel de riesgo significa mejores condiciones del préstamo.