¿Para qué utilizar los minipréstamos rápidos?

Fecha de la publicación: 27.03.2017

¿Para qué utilizar los minipréstamos rápidos?

Los minipréstamos o minicréditos rápidos son productos financieros que ofrecen financiación rápida de montos pequeños hasta 1000 euros más o menos. Tienen un plazo de devolución corto, habitualmente hasta un máximo de 30 días. El coste total de estos minipréstamos, representado por la T.A.E. (Tasa anual equivalente), suele ser demasiado elevado.

Aunque en algunos casos puede ser una ayuda bienvenida, existen también varias situaciónes en las que no es nada recomendable pedir un minipréstamo o minicrédito. Recuerda que el dinero ofrecido tiene su coste y que si no cumples con las condiciones del contrato, se te cargarán varias penalizaciónes, sufrirá tu historial crediticio y puedes arruinar completamente tu situación económica. Así es muy importante tener un objetivo claro para adeudarse.

Para simplificar la gran variedad de los motivos para pedir una financiación através de un minipréstamo o minicrédito, separamos estos motivos en 3 grupos generales:

Préstamos para consumo

A este grupo pertenecen todos aquellos préstamos solicitados para cubrir varios gastos de consumo habitual. Además podemos incluir todos los gastos extra, vacaciónes, compras de las cosas de lujo, regalos caros, etc. Muchas personas se lo han adaptado como parte de estilo de vida, pidiendo financiación sin una finalidad definida. Tú deberías idealmente evitar cualquiera deuda de este tipo.

Si tienes problemas salir con dinero cada fin del mes, por primero inspecta y analiza tus gastos e intenta mejorar tus ahorros. Si no te queda dinero para las compras extra, considera tu situación laboral, salario y ahorros. Utilizar el dinero del minipréstamo y seguir comprando cosas, solo te hace entrar en un carrusel vicioso de sobreendeudamiento.

Préstamos por necesidad

Otro tipo de motivo para pedir un minipréstamo rápido son varias necesidades urgentes e imprevistos inevitables. Para arreglos urgentes de tu casa, para meses donde el gasto mensual es superior por algún imprevisto, para el pago de multas de tráfico, etc. Aunque no todos motvios son realmente urgentes, sí que hay aquellos en los que pagar sin retrasos (multas, recibos, etc.) significa evitar penalizaciónes y varios costes adicionales.

En estos tipos de situaciónes te puede venir bien solicitar un minipréstamo rápido para cubrir tu incapaz temporal económica. Siempre y cuando solicites solo un préstamo a la vez y tengas objetivos bien definidos para ese dinero. Nunca pides más dinero que necesitas ni uses el dinero para un fin diferente. A su vez, intente mejorar su capacidad de ahorro, así la próxima vez el monto que necesitarás será menor o al final podrás evitar completamente la necesidad de financiación externa.

Préstamos para invertir

Desde el punto de vista de inversiónes de negocios, los minipréstamos y minicréditos rápidos suelen ser de pequeñas cantidades, inapropiadas para inversiones de negocios. Además están designados para ser devueltos en corto plazo, totalmente lo contrario que las inversiones de negocios. Es imposible que obtengas rendimiento de tu inversión en lo que dura el plazo de devolución de un préstamo rápido.

Sin emabrgo, hablando de las inversiones pequeñas de forma particular, para comprar por ejemplo el equipamiento para tu profesión, mejorar tu educación o reparar un coche que utilizas para tu trabajo, es un motivo más laudable y recomendable de todos los mencionados. Recuerda considerar bien todos los parámetros, tu situación económica y evalua también la posibilidad de que tu inversión no te ganará dinero, pero sí que tendrás que devolver el importe más todos los honorarios y las comisiónes contratadas del minipréstamo pendiente.