Los supermercados más económicos para hacer la compra

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 02.12.2020
Los supermercados más económicos para hacer la compra

Los hipermercados Alcampo y Supeco ofrecen el mejor nivel de precio, según el estudio de la OCU de 2020. Por el contrario, Condis, Ulabox y Suma son los establecimientos más caros para hacer la compra.

Hoy en día existen numerosas alternativas de supermercados para hacer la compra, desde los pequeños mercados o comercios de barrio hasta las grandes cadenas, que ya llevan años abriéndose paso por las diferentes ciudades del mundo. Sin embargo, saber cuáles son los supermercados más económicos podría hacernos ahorrar una media de 971 euros al año, según el último estudio anual de supermercados de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Establecimientos más baratos

De acuerdo con el estudio más reciente de la OCU, presentado hace apenas unas semanas, el supermercado más económico para hacer la compra coincide con el de 2019, y es el hipermercado Alcampo de Coia, en Vigo.

En cuanto a cadenas locales o familiares, las más baratas son Dani, cuyas tiendas se localizan en las ciudades de Granada, Jaén, Almería y Málaga; y Economy Cash, que se encuentra en Valencia, Alicante y Murcia.

Tifer y Cash Fresh son las cadenas regionales más económicas, y Alcampo y Supeco ofrecen mejor nivel de precio que otras cadenas nacionales.

Establecimientos más caros

Por su parte, según el estudio de la OCU, los dos establecimientos de Sánchez Moreno de Madrid son los más caros, al igual que lo eran en 2019.

En referencia a las cadenas regionales, Condis resulta ser la más cara, mientras que a nivel nacional lo son Ulabox y Suma.

Ahorro en la compra por ciudades

Según los datos de la OCU es posible ahorrar casi 1.000 euros al año dependiendo del establecimiento donde hagamos la compra. El ahorro más notable se produciría en Madrid, donde un cliente podría ahorrar hasta 3.226 euros debido a la numerosa oferta comercial con la que cuenta la capital de España. Por el contrario, las ciudades donde resulta más difícil ahorrar en la cesta de la compra por haber precios similares entre los distintos supermercados son Cuenca, Ciudad Real, Ávila, Soria y Puertollano. En estas localidades el ahorro apenas sería de 300 euros al año.

Comercios locales: ventajas y desventajas de comprar aquí

Por lo general, los comercios de barrio son la primera elección para muchos clientes por diversos motivos que lo explicarían.

En primer lugar, son los establecimientos “de toda la vida”, por lo que cuentan con la confianza de los consumidores que llevan décadas acudiendo a estos comercios para adquirir sus productos. Además, el trato es mucho más cercano que en otros establecimientos, ya que al ser espacios pequeños es más fácil ser atendido por algún empleado.

Por su parte, durante la época del Coronavirus muchos comercios familiares también han ofrecido a sus clientes llevarles el pedido a domicilio, de modo que han sabido mantener a su clientela y eso ha aumentado la confianza que estos depositan en estos comercios.

Sin embargo, la desventaja de comprar en los comercios de barrio es que no suele tratarse de los supermercados más económicos, por lo que habrá mucha gente que decida acudir a otros centros, aunque para ello tengan que coger el coche e irse a lugares más retirados.

Grandes cadenas: ventajas y desventajas de comprar aquí

Las grandes cadenas y franquicias son los supermercados más económicos en los que realizar la compra. Además, al ser grandes comercios suelen contar con numerosas marcas para los diferentes productos, por lo que el cliente puede elegir entre una gran variedad de artículos.

Por el contrario, en este tipo de establecimientos el trato, lejos de ser cercano, suele ser incluso inexistente, ya que resulta difícil realizar cualquier consulta. En general, los empleados que están en el supermercado se dedican a cobrar en caja o a reponer los productos, por lo que su trabajo no es darte una atención personalizada, como ocurre en los comercios locales.

En definitiva, cada uno debe valorar el supermercado que le resulte más conveniente para hacer la compra, poniendo en una balanza si merece la pena desplazarse para encontrar precios más baratos, o si es más cómodo ir al comercio más cercano, independientemente de sus precios.

Fuentes: El Español, Las Provincias, OCU

author

Autor del artículo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.