La alquimia de los préstamos a corto plazo

Fecha de la publicación: 06.06.2019

La alquimia de los préstamos a corto plazo

Los mini préstamos a corto plazo son cada vez más populares entre la gente. Especialmente entre las personas que necesitan acceder a pequeñas cantidades de dinero y son capaces de reembolsar el préstamo con rapidez en un corto período de tiempo, ya que este tipo de préstamos urgentes cuenta con un periodo de vencimiento que no suele superar los 30 días y con la devolución en una única cuota al final de este plazo.

Sin cualquier duda, su mayor ventaja es que permiten a los prestatarios acceder al dinero que tanto necesitan en el momento en que lo necesitan. Se suele recibir el dinero el mismo día que se solicita, de forma rápida, sencilla y cómoda en línea. Sin embargo, los intereses altos y los plazos de devolución reducidos hacen que es necesario tener mucho cuidado al utilizar uno de esos mini préstamos o microcréditos.

Interés, importe y plazo

En general, las tasas de interés de los microcréditos van de la mano con el riesgo que corren los prestamistas al conceder esos préstamos urgentes con mínimo de requisitos y garantías. Y no sólo el interés aplicado es superior, sino también las cantidades que se conceden son menores, habitualmente limitados a un importe máximo de 300 o 500 euros, aunque hay algunas excepciones. Cabe destacar, que muchos de los mini préstamos ofrecen la primera contratación gratis, sin intereses ni comisiones.

De todos modos, hay que tener claro que este tipo de préstamos está destinado exclusivamente para afrontar unos gastos inesperados y puntuales. Es decir, ya que sus intereses son muy elevados, no se pueden utilizar como un sistema de financiación habitual. Con préstamos rápidos puedes hacer frente a imprevistos urgentes cuando no tienes liquidez suficiente y reembolsarlos al mes siguiente en el momento en el que recibes tus ingresos, sea la nómina o la pensión.

Una ventaja del interés elevado y el plazo de devolución reducido a un mes es que te permite lograr el objetivo que los intereses no se acumulen y no generen un coste demasiado alto. Recuerda que mientras más corto sea el plazo de vencimiento, menos pagarás en intereses. Supongamos que has solicitado un préstamo de 300 euros que conlleva la TAE (tasa anual) del 600%. Asumiendo en los cálculos el plazo de un mes, el coste total de la financiación sería de (6x300)/12 = 150 euros, lo que significa el importe total adeudado a devolver de 450 euros.

¿Cómo asumir deudas a corto plazo?

Estar endeudado a corto plazo requiere un esfuerzo mayor que si se asume un préstamo personal a largo plazo. Tienes que seguir una estrategia completa y tu planificación debe estar perfectamente hecha para que no te surjan imprevistos que podrían poner en peligro la devolución. ¿Cuáles son algunas de las claves para gestionar con éxito un micro préstamo a corto plazo, para que no sea una complicación asumir la devolución al día de vencimientos?

En primer lugar, considera con antelación el impacto de la cuota total del préstamo en tu presupuesto mensual del momento. En base de control de tus entradas y salidas económicas, debes establecer el comportamiento financiero para el período de tiempo que vas a estar adeudado. Si a pesar de todas las precauciones te surge un problema inesperado, averigua otras alternativas para conseguir más dinero o más tiempo (prórrogas) para afrontar el día de reembolso y evitar a todas costas el impago.