Financiación de coche sin o con entrada

Fecha de la publicación: 22.11.2018

Financiación de coche sin o con entrada

Cuando vas a buscas ofertas de préstamos para financiar la compra de un coche, no todas las entidades permiten financiar el 100% de su valor. Habitualmente, el máximo de financiación que te concedan es el 80% sobre el coste del vehículo. Por ejemplo, si quieres comprar un coche que cuesta 15.000 euros, la financiera te concederá hasta 12.000 euros para pagarlo en cuotas. El resto (3.000 euros) es lo que se llama “la entrada” y significa la cantidad que deberás aportar de tus propios ahorros para poder optar a la compra. Es un pago inicial de una cantidad aproximada del 20% del valor del coche.

¿Por qué se exige una entrada?

En primer lugar, la entrada sirve para comprobar que el prestatario dispone de recursos económicos suficientes. Además, sirve para disminuir la cantidad financiada y, en el caso de que no puedas seguir pagando, te permite que vendas el bien financiado y reembolses la deuda sin complicaciones, aunque el valor del bien haya bajado.

¿Se puede financiar un coche sin entrada?

Sí, es posible. Tanto algunas entidades de crédito (EFC) como algunas financieras de coches permiten comprar un coche financiado sin entrada. Sin embargo, tus posibilidades serán mayores o menores, según el coche o la entidad.

Los bancos, en general, no permiten financiar un coche sin entrada. No obstante, puedes negociar o vincularte a cambio de poder financiar el coste total del coche. Otra opción son las entidades de crédito (EFC) que suelen ofrecer financiación del 100% para la compra de un coche, aunque no todas. También los concesionarios (financieras de coches) tienen varias ofertas y promociones según la marca del coche, el modelo o el tipo de financiación que elijas. Última alternativa pueden ser los préstamos P2P con los que también es posible obtener la cantidad total para financiar un coche sin entrada.

La posibilidad de conseguir la financiación sin entrada depende también del tipo del coche que quieres comprar. Si estás buscando comprar un coche nuevo, será la alternativa más complicada para obtener una financiación del 100%. A cambio, si quieres comprar un coche de segunda mano tendrás más opciones y oportunidades de conseguir una financiación sin pagar la entrada.

Lo más recomendable es acudir a varios concesionarios y entidades financieras para que tengas diferentes alternativas y más ofertas con las que negociar para poder conseguir financiar tu coche sin pagar una entrada.

¿Cuáles son los pros y contras de la compra sin y con entrada?

Financiar un coche sin entrada tiene sus ventajas y desventajas al igual que lo tiene comprar un coche pagando la entrada. Dependerá de tu situación económica y de lo que te convenga en el momento de la compra del coche.

Financiando un coche sin entrada, no tendrás que disponer de ahorros ni gastarlos. Sin embargo, tendrás menos ofertas entre las que elegir ya que no todos los coches ni todos los préstamos estarán disponibles. Además, la cantidad financiada será mayor, por lo que los intereses a pagar serán más.

Financiando un coche con entrada, tendrás que disponer de tus propios ahorros y utilizarlos. Por otro lado, quedará menor cantidad a financiar, por lo que pagarás menos intereses, podrás elegir entre más ofertas de préstamos y tipos de automóviles y podrás negociar para mejorar las condiciones de la financiación.

Sin dudas, ambas opciones conllevan tanto ventajas como desventajas. Siempre es recomendable realizar una simulación del préstamo que quieres contratar y de la cantidad que deseas financiar. De esta manera podrás escoger la opción que más se ajuste a tus preferencias.