El fondo de emergencia

Fecha de la publicación: 18.04.2017

El fondo de emergencia

En cuanto a los préstamos y créditos rápidos, sí que pueden ser una ayuda bienvenida cuando haces frenta a unos gastos imprevistos e inevitables. Por otro lado, siempre es mejor tener la capacidad de cubrir estos gastos por tus propios fondos, sin necesidad de solicitar una financiación externa. Para afrontarse a las situaciónes imprevistas, multas, gastos inesperados o por ejemplo compra o reparación de un electrodoméstico, es muy recomendable crear una reserva de dinero, lo que se llama el fondo de emergencia.

¿Qué es un fondo de emergencia?

Existen muchas cosas que no se pueden planificar y que se escapan a cualquier tipo de presupuesto preestablecido. Un fondo de emergencia o fondo de ahorro, es una reserva de dinero cuyo uso está destinado únicamente a este tipo de situaciones imprevistas.

¿Cómo crear y mantener el fondo?

Para crear el fondo de emergancia, en primer lugar será importante establecer un presupuesto y determinar (según los ingresos) un porcentaje fijo destinado al fondo de emergencia. Puedes destinar para el fondo una cuenta bancaria especial, sin tarjeta, y evitar el uso irresponsable del dinero en el fondo. Si por casual se usa el dinero, es importante aumentar el porcentaje destinado al fondo hasta recuperar la cantidad. Controla de forma periódica la cantidad necesaria en el fondo, manteniendo el nivel objetivo.

¿Cuánto dinero deberías acumular en el fondo?

Bien, los expertos aconsejan acumular una cantidad equivalente a entre 3 y 6 meses de tus gastos normales. Es decir, una cantidad para ser capaz de cubrir tus gastos mensuales únicamente por el fondo de emergencia, hasta 6 meses, sin ningúnos otros ingresos. En realidad muchas familias tardárán años en acumular dicha reserva. Para empezar puedes apartar una cantidad menor al fondo y destinar allí un porcentaje de tus ahorros en todos los meses siguientes, hasta que se rellena al nivel objetivo. Después de acumular la cantidad completa, ya puedes destinar tus ahorros mensuales a otras inversiónes.

Las ventajas del fondo de emergencia

La ventaja principal para la gente que conta con un fondo de emergencia es la seguridad. Quedarás tranquilo ante cualquier situación imprevista. También el fondo te ayuda conseguir un equilibrio en tus cuentas, así que en los meses débiles (por punto de vista ingresos/gastos) estabiliza tu presupesto gracias a los ahorros realizados en los meses más fuertes. Con tu propia reserva serás independiente, sin necesidad de solicitar una financiación externa, sin pago de intereses y sin el riesgo de sobreendeudamiento.

Otras alternativas

Sin dudas, un fondo de ahorro es una gran solución para este tipo de situaciónes imprevistas y gastos inesperados. Sin embargo, si todavía no has logrado ahorrar, puedes comparar varias ofertas de los préstamos rápidos y créditos urgentes, para cubrir la falta de liquidez del momento sin involucrar tu economía a largo plazo. Dichos préstamos rápidos suelen tener un plazo de devolución máximo de unos 30 días, a veces además ofrecen el primer préstamo gratis (hasta 300 euros), sin pagar intereses ni honorarios. Sin embargo, en algunos casos los tipos de intereses suelen ser elevados. El proceso de la solicitud está fácil y en mayoría de los casos completamente en línea, sin papeleos ni apenas requisitos. La aprobación del préstamo e ingreso de dinero actúan rapidamente, así es ideal para hacer frente varios gastos urgentes. Los préstamos y créditos son una opción favorable, siempre y cuando los utilices de forma responsable, manteniendo el nivel de tu endeudamiento debajo del 30% de tus ingresos mensuales. Incluso puedes combinar ambas opciones, tanto empezar crear un fondo de emergencia, como en algunos casos inevitables pedir la financiación externa.