Datos de los contratos de préstamo de dinero

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 27.01.2021
Datos de los contratos de préstamo de dinero

Antes de firmar un contrato de préstamo debemos revisar los elementos y condiciones del mismo, en especial los intereses y comisiones establecidas. Es importante conocer bien cada uno de los datos para poder negociar con la entidad el precio más ventajoso posible.

Seguro que alguna vez te has planteado solicitar un crédito a una entidad bancaria o a cualquier otra entidad financiera. Incluso puede que hayas llegado a solicitarlo y que el préstamo te haya sido concedido. Sin embargo, ¿te fijaste en lo que decía el contrato de préstamo que firmaste? ¿Entendías todos los términos?

Resulta fundamental comprender bien lo que firmamos antes de comprometernos con un contrato de esta índole, ya que podrían incluirse comisiones excesivas o vinculaciones innecesarias exigidas por el banco.

¿Qué es un contrato de préstamo?

Un contrato de préstamo es un producto financiero por el cual el prestamista cede una cantidad de dinero al prestatario a cambio de que este proceda a la devolución total del importe más los intereses generados en un plazo acordado entre ambas partes.

De este modo, el beneficio del prestamista sería el cobro de los intereses que le serán devueltos junto con la cantidad que prestó. Dichos intereses serán un porcentaje de la suma cedida al prestatario y, además, podrían incluirse otras comisiones que es importante conocer antes de firmar el documento de préstamo de dinero.

Elementos del contrato de préstamo

Antes de proceder a la firma de cualquier tipo de contrato de préstamo es importante dedicar tiempo a entender cada término del mismo, de modo que conozcamos bien las condiciones a las que nos enfrentamos y que durarán hasta la fecha de fin del contrato.

A continuación detallamos los elementos que deben detallarse en cualquier contrato de préstamo:

Identificación del prestamista y prestatario

Es fundamental que en el contrato se especifiquen los datos de aquel que cederá el dinero (prestamista), y del que lo recibirá (prestatario).

Tanto el prestamista como el prestatario podrán ser individuos particulares o entidades de cualquier índole.

Importe

El importe es la cantidad total de dinero que se va a prestar y que, por tanto, el prestatario deberá devolver en el plazo establecido junto con los intereses generados.

Plazo de devolución del préstamo

Se trata del plazo durante el que realizaremos el reembolso del dinero. Lo interesante es elegir bien el plazo de devolución para ahorrar lo máximo posible en nuestro crédito.

Tipo de Interés Nominal (TIN)

El TIN refleja el coste del préstamo recibido, esto es, los intereses generados durante toda la vida del préstamo que deberemos devolver junto con la cantidad total prestada.

En el contrato deberá reflejarse si el tipo de interés aplicado será fijo, o sea, que sabremos desde el primer momento la cantidad que acabaremos pagando; o variable, si el préstamo está referenciado a algún índice variable, como el Euribor.

Tasa Anual Equivalente (TAE)

La TAE nos dará el coste total de la financiación, incluyendo el TIN y otras comisiones, por lo que dicha tasa deberá figurar en el contrato y es lo que deberemos negociar con la entidad.

Soporte documental: cláusulas generales e individuales

En cuanto a los contratos de préstamo, estos suelen incluir cláusulas generales que figuran en todos los contratos presentados a los clientes, y cláusulas individuales, que son aquellas específicas que se han negociado de manera particular con cada prestatario. Por ejemplo, si habrá algún avalista implicado en el contrato, etc.

La letra pequeña de los contratos

Además de los elementos anteriores que deben verse reflejados en el contrato, debemos tener en cuenta que podrían incluirse otras comisiones y vinculaciones con la entidad que es importante entender antes de proceder a la firma. Recuerda que una vez firmado el contrato comienza tu compromiso con la entidad, ya que has dado tu consentimiento de proceder con todos los pagos y resto de implicaciones detallados en el contrato de préstamo.

A continuación se muestran las comisiones más frecuentes que suelen incluir los contratos de préstamos de dinero:

  • Comisión de estudio: es el cobro que la entidad realiza por el análisis previo de nuestra situación financiera para determinar si nos conceden o no el préstamo solicitado.
  • Comisión de apertura: es el cobro por las operaciones, gestiones de administración, etc., que lleva a cabo la entidad para depositar el dinero en nuestra cuenta.
  • Comisión por reembolso anticipado: si el prestatario realiza la devolución de la cantidad prestada antes del plazo establecido, la entidad podría exigir una compensación económica.
  • Comisión por modificación del contrato: si realizamos algún cambio en el contrato de préstamo que ya ha sido firmado, la entidad puede penalizarnos por ello.

Por su parte, otro elemento que suele incluir la letra pequeña de los contratos es la vinculación que los clientes deben mantener con la entidad para poder contratar sus productos. Es decir, si queremos acceder a la contratación de un crédito bancario puede que sea un requisito de la entidad tener nuestra nómina o pensión domiciliada, contratar una tarjeta de crédito o cualquier otro producto ofrecido, como un plan de pensiones o seguro vida.

Debemos tener en cuenta que según el importe del préstamo que vayamos a solicitar, puede que la vinculación que demande la entidad sea algo excesiva. Por ello, una buena alternativa es siempre recurrir a comparadores de préstamos para conocer las condiciones que ofrecen otras financieras y contratar el crédito cuya letra pequeña se ajuste mejor a nuestras necesidades económicas.

Fuentes: Wolters Kluwer, Ocu, Economipedia, Crónica global, Expansion

author

Autor del artículo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.