¿Cuáles son las formas de crowdfunding?

Fecha de la publicación: 23.11.2017

¿Cuáles son las formas de crowdfunding?

El término “crowdfunding” significa literalmente financiación (“funding”) a través de multitud (“crowd”). Se trata de una forma de financiación colectiva para nuevos proyectos. Esta forma de financiación alternativa a la financiación bancaria tradicional se basa en aportaciones de varios inversores diferentes que ofrecen pequeñas cantidades de dinero. ¿Qué tipos de financiación podemos encontrar dentro del crowdfunding?

Crowdfunding de préstamos (crowdlending)

De los tipos diferentes dentro del crowdfunding probablemente el más conocido es el crowdlending. Son los bien conocidos préstamos P2P (o préstamos entre particulares) que permiten conseguir financiación para diferentes proyectos, tanto particulares como empresariales. Las características de estos préstamos son muy similares a los préstamos bancarios en cuanto a cantidades y plazos, aunque su tiempo de concesión es mucho más rápido y no es necesario cambiar de banco, ser ya cliente antiguo, ni contratar productos vinculados. En cuanto a los intereses, esos dependen del nivel de riesgo que te asignen en una plataforma P2P según tu perfil y solvencia. En conclusión, es una interesante alternativa a la financiación tradicional.

No obstante, el crowdlending puede resultar muy interesante también para los inversores, ya que se pueden beneficiar de una rentabilidad mayor que en otros productos ofrecidos por entidades bancarias. Si piensas invertir en crowdlending y quieres saber más sobre los préstamos P2P por punto de vista de un inversor, consulta nuestro artículo “Préstamos P2P para rentabilizar tus ahorros”.

Crowdfunding de inversiones (crowdequity)

El crowdequity es otra forma de financiación dentro del crowdfunding. Este sistema es una buena opción para empresas que necesitan aumentar su capital o para pequeñas empresas (“startups”) nuevas en el mercado. A través del crowdequity una empresa puede buscar financiación para su negocio en particulares o inversores profesionales a través de plataformas especializadas.

La principal diferencia con el crowdlending consiste en que a cambio de invertir tu dinero, tú como el inversor participarás en el capital de la empresa directamente, es decir recibirás una participación en la empresa y los beneficios que traerá tu inversión dependerán del éxito o fracaso de dicha empresa. Al contrario de un préstamo o crédito, donde el dinero se debe reembolsar en todos casos, independientemente de la situación económica del prestatario.

Crowdfunding de recompensa

Es la primera fórmula de crowdfunding propiamente empresarial. Se utiliza por ejemplo para introducir un nuevo producto al mercado. Como la recompensa para los inversores ofrece un descuento, mejor precio o exclusividad a cambio de la inversión. Además, puede ser útil para testar la viabilidad de tu propuesta y generar métricas. En este tipo de crowdfunding no hay participación en la empresa ni devolución del dinero.

Crowdfunding de donaciones

Normalmente podemos encontrar este tipo vinculado a unos proyectos sociales o culturales, aunque a veces también se puede ver en proyectos empresariales, aunque de forma muy minoritaria. En el caso de crowdfunding de donaciones, varias personas particulares realizan micro donaciones para apoyar un proyecto sin obtener nada cambio.