Créditos online fiables: ¿existen de verdad?

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 10.02.2021
Créditos online fiables: ¿existen de verdad?

Pedir un préstamo por Internet es seguro y fiable. Sin embargo, debemos ser precavidos y realizar las comprobaciones oportunas para asegurarnos de estar ante una entidad legal y evitar ser víctimas de fraude.

Muchas personas todavía tienen la concepción de que Internet es sinónimo de estafa, sobre todo cuando se trata de solicitar ayuda económica a través de esta red de redes. Sin embargo, tan solo son prejuicios y opiniones que adjudicamos injustamente por el hecho de tratarse de un sistema virtual muy distinto al tradicional. Como ocurre con los cambios de cualquier tipo, habrá personas a las que les cueste menos adaptarse y confiar en la tecnología, que a otras.

No obstante, es cierto que a la hora de solicitar un préstamo online debemos tener cuidado y prestar mucha atención antes de aceptar ningún contrato. Por desgracia, los estafadores están en todas partes e Internet no iba a librarse de ellos. Es más, al tratarse de un mundo virtual que no se ve físicamente, estos aprovechan para captar a la población más vulnerable que pueda caer en su trampa.

Consejos para saber si un crédito es fiable y legal

Cuando te encuentras buscando financiación económica por Internet seguramente te hagas las siguientes preguntas: ¿es seguro pedir un préstamo por Internet?, ¿dónde es seguro pedir un préstamo?, ¿qué crédito es fiable?

Pues bien, a continuación te detallamos algunos consejos para saber si un crédito es fiable y seguro.

Verificar la página web

Una de las primeras comprobaciones que debemos llevar a cabo al entrar en un sitio web es verificar que la dirección URL de la página cuenta con el protocolo “https”. Ten cuidado de no confundirlo con “http” (sin “s”), ya que con este cuentan todas las páginas web.

Debes saber que cualquier empresa prestamista o de otra índole que se preocupe por la seguridad de sus clientes cumplirá con este protocolo de seguridad, lo que será para nosotros un indicativo de que la entidad es de fiar.

Además, otra comprobación importante es verificar que la web cuenta con el certificado SSL (Secure Socket Layer), es decir, que al lado de la dirección URL aparece un candado. Este certificado indica que la página web es segura y le aporta fiabilidad y autenticidad a la empresa.

Sello AEMIP

Antes de solicitar un préstamo con una entidad financiera es recomendable comprobar si esta se encuentra inscrita en la Asociación Española de Micropréstamos (AEMIP). Así, tendremos la certeza de que se trata de una empresa legal y fiable. La manera de verificar este dato en la web es observar si cuenta con el sello “aemip”.

No obstante, es importante saber que no todas las empresas seguras se encuentran inscritas a esta asociación, pero siempre reportará un signo de tranquilidad el hecho de ver dicho sello en el sitio web.

Comunicación mantenida

Otro modo de verificar si nos encontramos ante una web fraudulenta es prestar atención a la calidad de la comunicación que recibimos de la entidad, así como la manera de atenderte.

Por ejemplo, si cometen faltas de ortografía o se dirigen a nosotros vía WhatsApp o utilizando cualquier otro canal poco profesional, es un indicativo de que no debemos fiarnos de este supuesto prestamista.

Por su parte, fíjate si en la web aparece una dirección de correo electrónico y un teléfono de contacto real, así como tiempos de espera al contactar y respuestas obtenidas.

Condiciones claras

Si decides seguir adelante con una determinada entidad para solicitar un préstamo online, asegúrate de que las condiciones del contrato son claras. Es decir, desde un primer momento se especifica la cantidad a prestar, se establece el tipo de interés, los plazos de devolución del crédito, la manera de proceder en caso de amortización anticipada o retraso en el pago, etc.

En conclusión, desconfía de aquellos que te ofrezcan un préstamo sin intereses o ventajas poco frecuentes en el mercado.

No pagar nada por adelantado

Una entidad prestamista legal y fiable nunca te solicitará pagar nada por adelantado. De modo que si das con alguien que te indica que debes abonar dinero de antemano, cierra la web automáticamente porque se tratará de un timo.

Recuerda que en un contrato de préstamo primero debes recibir el dinero solicitado, y en las cuotas acordadas ir devolviéndole junto con los intereses pactados.

Opiniones de otros usuarios

Un recurso que resulta de utilidad es comprobar si el sitio web cuenta con comentarios de otros usuarios que hayan podido utilizar el servicio. Fíjate en que haya diversas opiniones y que parezcan haber sido escritas por usuarios reales.

En definitiva, si pones en práctica estos consejos a la hora de estudiar la veracidad de un préstamo online evitarás ser objeto de fraude y llevarte disgustos innecesarios. Además, puedes acudir a comparadores de préstamos que te ayudarán a escoger la financiera que más se ajusta a tus necesidades económicas.

Fuentes: Crónica Global, El Cronista, Noticias bancarias, Firmax

author

Autor del artículo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.