Consolidación de los préstamos y deudas

Fecha de la publicación: 03.02.2017

Consolidación de los préstamos y deudas

Según la definición, la consolidación de las deudas consiste en obtener un préstamo para pagar otros préstamos o créditos existentes. Así, si ya tienes varios préstamos o créditos contratados, existe la posibilidad de consolidación de todas las deudas en una sola, con un plazo de vencimiento largo.

¿Qué es la consolidación de los préstamos o la unificación de las deudas?

Lo que te permite reembolsar varias deudas en un sólo pago mensual y también reduce la cantidad a pagar, dejando de pagar los intereses de cada de tus préstamos o créditos actuales.

Llevar al cabo la consolidación o la unificación de tus préstamos tiene varias ventajas. Pagando todas las deudas, o solamente las más desventajosas o caras, con un sólo crédito aprovecharás de mejor control de tus gastos, cómo se unfican y simplifican las condiciones del contrato nuevo. Además ahorrarás los intereses y pagarás menos en cada de las cuotas mensuales.

Se pueden consolidar varios tipos de préstamos, deudas de tarjetas de crédito o tarjetas de entidades comerciales, préstamos personales o de consumo, etc. Los requsitios y las condiciones del contrato dependen de la oferta particular. Si se trata de un préstamo de consolidación sin garantía, se necesita que dispongas de un ingreso periódico y que sea de una cantidad suficiente para pagar las cuotas del crédito al tiempo. Otra alternativa son los créditos de consolidación de duedas con garantía hipotecaria, donde pones tu vivienda como la garantía en caso de que no podrás reembolsar el crédito de consolidación contratado.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de consolidar tus deudas?

La consolidación de nuestras deudas en una sóla con mejores condiciones suena cómo una opción perfecta para reducir el coste de tus deudas activas y simplificar todo el proceso del reembolso. Sin embargo, antes de pedir un préstamo para consolidar tus deudas, debes analizar bien tus finanzas, todas las condiciones y tipos de intereses de los préstamos contratados y compararlos con las ofertas de los créditos de consolidación. El préstamo nuevo debe tener una tasa de interés menor que las tasas de tus préstamos actuales. También consulta las condiciones del nuevo contrato e asegúrate que sean mejores que los actuales.

Siempre ten mucho cuidado a la hora de la búsqueda de la entidad financiera que proprociona los préstamos de consolidación. Desafortunadamente existen compañías que sólo aprovechan la oportunidad para engañar a la gente, cobrar altos intereses, etc. Es necesario evaluar con mucha atención todos los parámetros de la oferta y toda la información disponible sobre la empresa particular, para aprovechar de la consolidación de las deudas y no empeorar tu situación económica. Si no estás seguro de que estás capaz de analizar y evaluar todo lo que se necesita, o tu situación credítica sale más complicada, no dudes dirigirse a un especialista y pedir ayuda.

Los préstamos y créditos para la consolidación de las deudas son perfectos si deseas simplificar el proceso de reembolso y pagar menos intereses. Siempre y cuando seas puntual con el pago de las cuotas actuales. Si ya tienes atrasos sale más difícil encontrar opciones de crédito para consolidar deudas. Con un mal historial créditico, no obtendrás una tasa de interés que sea suficientemente baja para proporcionarte un beneficio y tus problemas de deuda podrán salir peores. En este caso deberías considerar otras opciónes, la consolidación es sólo una de las soluciones para reducir tus deudas.