Consecuencias de un Historial crediticio negativo

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 20.01.2021
Consecuencias de un Historial crediticio negativo

El Historial crediticio refleja nuestra trayectoria financiera y es lo primero que revisan los bancos antes de conceder un préstamo. Por ello, es importante cuidar nuestra economía y no incurrir en impagos y deudas que mancharán nuestra reputación.

A la hora de solicitar un préstamo a cualquier entidad financiera es fundamental contar con un Historial crediticio positivo. De lo contrario, la concesión del crédito podría peligrar, llegando a ser muy difícil conseguir la suma de dinero que necesitamos recibir por parte de las entidades bancarias.

Qué es el Historial crediticio

El Historial crediticio personal es un informe sobre nuestra trayectoria financiera que derivará en un determinado scoring bancario. Esta información ayudará a las entidades a determinar nuestra capacidad de solvencia y, por tanto, la confianza que deben depositar en nosotros a la hora de concedernos un préstamo.

Dicho Historial recoge información de pagos e impagos de facturas emitidas por nuestros proveedores de luz, gas, electricidad, así como aseguradoras que podamos tener contratadas, junto con cualquier otro bien o servicio del que recibamos facturas en nuestras cuentas bancarias.

Así, el Historial crediticio es lo primero que una entidad financiera revisa antes de concedernos, o no, un crédito personal. Es por ello que resulta de vital importancia cuidar nuestras finanzas teniendo al día nuestros pagos para evitar llevarnos sorpresas cuando menos lo necesitamos.

Cómo saber mi historial crediticio en España

Para conocer nuestro Historial crediticio podemos acceder a La CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España), cuya base de datos recoge la información de los créditos y préstamos bancarios que cada cliente tiene vigentes.

La CIRBE está gestionada por el Banco de España y al participar todas las entidades bancarias en su base de datos el prestamista puede estudiar la viabilidad de concesión del préstamo de un cliente en función de la información obtenida en el informe solicitado al Banco de España. Sobre todo, la entidad financiera analizará el nivel de solvencia y ratio de endeudamiento de un cliente para decidir si conceder o no el crédito solicitado.

Asimismo, un cliente, de manera particular y gratuita, puede solicitar el informe de la CIRBE al Banco de España, donde podrá ver en detalle la cantidad de cada crédito vigente, así como el nombre de la entidad que lo concedió.

El informe de la CIRBE puede solicitarse de manera presencial, electrónica o por correo.

Consecuencias de tener un Historial crediticio negativo

Ahora que conocemos la definición de Historial crediticio, así como para lo que se utiliza, no debemos restar importancia al cuidado y puntualidad de nuestros pagos, ya que las consecuencias que pueden derivarse serán difíciles de borrar.

Listas de ASNEF

Una de las consecuencias de tener un Historial crediticio negativo a nuestras espaldas es la posible aparición de nuestro nombre en listas de morosos, como las de ASNEF. Estas listas son revisadas por las entidades bancarias antes de la concesión de préstamos, precisamente para estudiar la confianza que deben depositar en nosotros a la hora de aceptar nuestra solicitud de crédito.

No obstante, hoy en día es posible conseguir préstamos con ASNEF, pero de importes muy bajos y que tendrán que ser devueltos en un corto periodo de tiempo.

Negación en la solicitud de préstamos y créditos personales

Como era de esperar, otra de las consecuencias de no contar con un Historial crediticio favorable es la posibilidad de que nos nieguen un crédito personal. Además, una vez que se tiene un Historial crediticio negativo es muy difícil conseguir mejorarlo, y nuestra posición de deudor o pagador tardío quedará reflejada al haber sido un hecho real en un momento determinado de nuestra vida.

Consejos para mantener un Historial crediticio positivo

Por nuestra parte, para contar con un Historial crediticio positivo que no solo dé seguridad a los bancos, sino que también nos haga vivir más tranquilos, podemos aplicar los siguientes consejos en nuestro día a día:

  • - No gastar más de lo que ingresamos: controla tus finanzas mensualmente contabilizando los ingresos y gastos que se producen en tu economía familiar. Asegúrate de no gastar más de lo que se ingresa y, de ser así, tratar de reducir gastos innecesarios de forma inmediata para salir de esta situación.
  • - Mantener un balance positivo en nuestras cuentas: es importante no tener la cuenta al descubierto en ningún momento, y sobre todo meses antes de que vayamos a solicitar un préstamo al banco.
  • - Solicitar préstamos que no superen el 30% de nuestros ingresos: ten en cuenta que los expertos recomiendan no solicitar créditos bancarios que superen el 30% de nuestros ingresos. Así, diseña un presupuesto acorde con tu capacidad financiera para no incurrir en impagos y situaciones de las que luego es muy difícil salir.
  • - Pagar nuestras facturas al día: es importante estar al día en todos nuestros pagos regulares, ya que de lo contrario podemos aparecer en listas de morosos que mancharán nuestro Historial crediticio.
  • - Contar con un empleo estable: nada da más seguridad a las entidades financieras que ver que el potencial prestatario tiene un empleo estable, ya que esto garantizará el pago a tiempo de nuestro crédito.
author

Autor del artículo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.