¿Cómo salir de las listas de morosos tipo ASNEF?

Fecha de la publicación: 19.01.2017

¿Cómo salir de las listas de morosos tipo ASNEF?

Estar incluido en algúno de los ficheros de morosidad es uno de los motivos más frequentes para rechazar o desaprobar la solicitud de un préstamo. Significa las complicaciónes con obtener el dinero a la hora de necesidad.

Sí que es posible encontrar en el mercado actual varias ofertas de los préstamos con ASNEF, aunque con limitaciónes o necesidad de poseer otras garantías.

Cómo mucha gente ni sabe que está figurando en una lista de morosidad, si tú tampoco estás seguro, antes de todo comprueba si estás incluido en un fichero o no. Puedes encontrar esta información en las páginas de web de Equifax. Rellena en el formulario los datos requeridos para ver la información de crédito contenida en el fichero solicitado.

¿Qué son las opciónes si tengo deudas registradas? 

Existen varias posibilidades que tienes en este caso. Dependiendo de la cantidad de las deudas activas y de tu situación económica, siempre la mejor solución es saldar las deudas pendientes y así dejar de figurar en el fichero. Es más recomendable esta manera, pero si por una razón no puedes pagar la deuda, vámos a ver también las otras alternativas.

Primero puedes comprobar que tus datos personales en el listado son introducidos correctamente. Las equivocaciones pueden efectuar cuando las empresas introducen datos sobre los clientes con deudas activa impagadas. Cualquier error en la inscripción (sea grande o mínimo) puede usarse a tu favor para dejar de pertenecer en el fichero. Si encontrarás algo incorrecto, no dudes y realiza una queja formal contra el proceso de inscripción. Es posible que necesitarás incluir una ayuda pagada de abogado para seguir adelante con el proceso, por lo que antes de todo debes evaluar si te compensa la posible inversión de dinero todos los costes.

Otra opción es esperar a la expiración de la inscripción en el registro. En un plazo de 6 años desde la inclusión de tus datos personales, evitando contraer más deudas en este tiempo. Tus opciones de obtener el dinero serán más limitadas, ya que muchas financieras no conceden préstamos a morosos debido al riesgo que supone.

Todo lo que debes hacer es ajustarte a las posibilidades que tienes en esta situación:

Si necesitas solo una cantidad pequeña de manera urgente, puedes solicitar un mini préstamo con ASNEF, es decir utilizar los servicios de minipréstamos y microcréditos rápidos para conseguir cantidades pequeñas (unos cientos euros) en cuestión de minutos, aunque tienes deudas activas registradas. Con la mayoría de compañías se utiliza como garantía un justificante de un ingreso periódico, aunque las condiciones siempre dependen de la oferta y del prestamista particular.

Si estás buscando un importe más elevado, consulta las ofertas de los préstamos personales con ASNEF, empeñando un bien con valor, un coche o utilizando la garantía hipotecaria de tu vivienda. Con este tipo de ofertas puedes conseguir una cantidad más elevada de dinero, aunque si estás incluido en ASNEF. Ten cuidado con el arriezgo de la pérdida de titularidad de tu coche, vivienda o cualquier cosa utilizada como la garantía, a la hora de ser incapaz de devolver el importe del préstamo más los honorarios en el plazo establecido en el contrato.

Dependiendo del prestamista particular y del tipo de préstamo suele ser necesario garantizar tu capacidad de devolver el préstamo al tiempo establecido, así como enfrentarse a varias limitaciónes debido a tus deudas actuales. También puedes encontrarse con los tipos de intereses e honorarios demasiado elevados. Utiliza nuestro comparador para consultar una gran variedad de las entidades financieras que proporcionan las ofertas de mini préstamos y micro créditos al instante con ASNEF, así como los servicios de empeño de coche o vivienda, para conseguir un importe más significativo.

Recuerda, antes de solicitar un préstamo, piensa bien tu situación económica y la capabilidad devolver el importe prestado más todos los honorarios contratados al tiempo establecido. Evalua todas las circumstancias y una vez realizado el préstamo, evita cualquier retraso en pago o violación de las condiciones contratadas, para no entrar a la lista de morosidad. Si ya estás inscrito una vez, lo mejor que puedes hacer es saldar las deudas pendientes para salir del listado y no enfrentarse a ningún problema en futuro.