¿Cómo evitar estafas y elegir un préstamo de confianza?

Fecha de la publicación: 25.07.2017

¿Cómo evitar estafas y elegir un préstamo de confianza?

Por desgracia, en todo el mundo hay personas que quieren aprovecharse de la difícil situación económica de otra gente. También en el creciente sector de los préstamos online, es decir, el sector de financiación fácil y rápida a través de internet, es necesario tener mucho cuidado, ya que existen varias estafas y trampas en las que cualquier persona podría caer, si no consulta atentamente toda la información necesaria, o no analiza bien la oferta particular.

Antes de solicitar un préstamo rápido online, ten en cuenta que existen ciertas empresas fraudulentas, aprovechando la necesidad de la gente que se encuentra en difícil situación económica, como son los pensionistas, madres solteras, autónomos o personas que no tienen empleo, cobrando una prestación por desempleo. En este artículo te vamos a presentar algunos consejos y recomendaciones para realizar gestiones o transferencias online seguras, sin riesgo de estafa, y como elegir una entidad prestamista de confianza.

Principalmente, lo más importante para evitar la pérdida de tu dinero es que nunca debes pagar por adelantado cuando solicites un préstamo o un crédito online. Los prestamistas fiables no te cobrarán nada antes de la formalización del préstamo.

Otro tipo de fraude, utilizado con frecuencia, consiste en proporcionar soluciones falsas para los clientes inscritos en una lista de morosos tipo ASNEF. Si alguna entidad prestamista ofrece sacarte de un fichero de morosidad sin necesidad de liquidar la deuda pendiente, aunque suena muy bien, sin cualquier duda se trata de una estafa, ya que la única salida de las listas de morosos es reembolsar las deudas inscritas.

En cuanto a la seguridad de tus datos personales y financieros, facilitados a la entidad financiera, debes asegurarte de que la página cuenta con protocolos de seguridad en Internet. En cada zona de web en la que se requieran datos confidenciales, fíjate si la página comienza por el código https:// y un candado de color verde. Lee atentamente la política de privacidad del prestamista particular elegido, para que sepas como la compañía guarda y utiliza los datos personales de sus clientes.

Siempre escribe directamente la dirección en lugar de clicar en el enlace incluido en el correo electrónico. Los estafadores falsifican dichos enlaces para que parezcan el real y para que llegues a la página de web falsa donde te van a pedir introducir tus datos bancarios. En la página web fiable debe figurar la dirección de la oficina física del prestamista, así como un teléfono de contacto fijo, ya que denota oficina estable.

Distingue las entidades y páginas de web falsas. Fíjate si la empresa pertenece a una asociación de intermediarios financieros. Utiliza comparadores de préstamos y foros para conocer las experiencias de otros usuarios. Busca sellos de garantía en la página web del prestamista que te ofrece el préstamo online.

En el sitio web de un prestamista fiable debes encontrar la descripción clara de productos que ofrece, incluso tanto los tipos de interés, todas las comisiones e honorarios, como las condiciones y requisitos correspondientes. Siempre pide una explicación detallada del préstamo antes de formalizarlo.

Sea por deudas activas inscritas en ASNEF o, por ejemplo, falta de nómina, las empresas fraudulentas buscan perfiles de personas que tienen limitado el acceso a financiación externa. Es más fácil engañar a las personas que buscan préstamos online sin nómina, o préstamos con ASNEF, ya que esta gente suele tener necesidad urgente de conseguir liquidez, sin orientarse bien en el mercado financiero. Así, los autónomos, jubilados, subvencionados o desempleados se pueden encontrar más fácilmente con estas estafas que sirven solo para sacarles el dinero. Pero cuidado, cualquier persona puede caer en la trampa si no presta suficiente atención a los consejos mencionados.