¿Cómo evitar el sobreendeudamiento?

Fecha de la publicación: 09.03.2017

¿Cómo evitar el sobreendeudamiento?

Hoy día, mucha gente está acostumbrada a financiar sus necesidades, o hacer frente unos gastos imprevistos, solicitando un préstamo o un crédito. Los préstamos y créditos juegan un papel muy importante en la economía familiar y en general en las finanzas personales. Puede ser una ayuda financiera bienvenida, para realizar un proyecto o cubrir un pago inevitable.

Siempre y cuando mantengas control del nivel de tu endeudamiento y utilices los préstamos o créditos con responsabilidad.

Sobreendeudamiento es una situación, en la que la capacidad de pagar tu deuda es menor que la establecida en el contrato. En esta etapa los compromisos financieros adqueridos son improporcionales a tu situación económica. ¿Cuáles son las causas principales de sobreendeudamiento, qué puedes hacer para evitarlo y qué es el endeudamiento inteligente?

Las causas principales del sobreendeudamiento

Las causas pueden ser de varios tipos, aunque todos están motivados en general por una incapacidad financiera. Bajo nivel de ingresos debido al desempleo, aumento de los gastos periódico o unos gastos imprevistos. A veces se trata de las cosas que uno no puede influir, pero existen también situaciónes, en las que la causa principal de sobreendeudamiento es un mal comportamiento financiero. Descontrol del presupuesto, compras compulsivas e irracionales, utilización irresponsable de los productos financieros, como son varios tipos de préstamos o tarjetas de créditos. Nunca solicites un préstamo, sin evaluar con atención las condiciones del contrato, sin conocer el coste total del préstamo con todas vinculaciónes, sin considerar tu situación económica y todas tus deudas activas. Recuerda también comunicar con la entidad de tu préstamo desde el momento en el que se produce el primer problema, para buscar una solución y evitar las consequencias más graves.

Endeudamiento inteligente

Para evitar el riesgo de sobreendeudamiento y beneficiarse de tus préstamos o créditos, es muy importante conocer tu Tasa de endeudamiento. Es un índice, expresado en porcentaje, de tu capacidad real de préstamo. Así, en función de tus ingresos y de tus gastos, podrás saber cuánto puedes tomar prestado sin arriesgarte a caer en el sobreendeudamiento.

El cálculo de la tasa es muy simple. Haz una suma de todos tus ingresos mensuales, salario y otros beneficios, importes de pensiones, rentas o alquileres. Después calcula la suma de todos tus gastos, pagos y recibos, así como las mensualidades de tus créditos activos. El último paso es dividir estas dos sumas, obteniendo un porcentaje, es decir tu Tasa de endeudamiento.

Es más recomendable, siempre mantener el nivel debajo del 30%. Por ejemplo, si la suma de todos tus ingresos mensuales son 2000€ y tus gastos son 300€, tu Tasa de endeudamiento será 15%. Es decir, puedes contratar hasta 15%, antes de alcanzar el nivel máximo para un endeudamiento inteligente. Al contrario, si tus ingresos sean sólo 1000€, con los mismos gastos, tu nivel de deudas ya sería 30%. En este caso, solicitar un otro préstamo significa un riesgo de sobredeudarse. Sin embargo, aunque si tus deudas están debajo de 30%, siempre piensa bien, si es de verdad necesario e inevitable endeudarse.

Evita el sobreendeudamiento

Lo funadamentoal para evitar el sobreendeudamiento es también tu comportamiento económico. Deberías tener un control perfecto sobre tu presupuesto. Realiza un presupuesto mensual de tus finanzas. Planifica tus gastos, prioriza los inevitables, elimina los que se pueden quitar. Revisa también los productos financieros vigentes, trata de cancelarlos anticipadamente para ahorrar los intereses o considera la unificación de las deudas. Planifica tus compras y no gastes en cosas no presupuestadas. Realiza un ahorro mínimo de 10% de tus ingresos mensuales, creando un fondo para hacer frente los gastos imprevistos o para financiar un proyecto en futuro sin necesidad de endeudarse.