Cómo está afectando el COVID-19 a la economía

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 24.03.2020
Cómo está afectando el COVID-19 a la economía

Lo que comenzó siendo una noticia que surgió lejos de nuestras fronteras no ha tardado en extenderse por Europa y por nuestro país. Y es que, el COVID-19 no entiende de muros ni de territorios, y se propaga de manera invisible, pero notable, ocasionando muertes anticipadas que nunca debieron darse. Ya hay casi 350.000 infectados en todo el planeta y la cifra aumenta también en España, donde ya se han alcanzado más de 25.000 contagios, y los que quedan.

Efectos económicos del COVID-19

Además de, por supuesto, las muertes que el virus COVID-19 está dejando a su paso, también debemos señalar el impacto económico que se está notando a nivel global. Desde hace unos días, algunas entidades ya han anunciado ERTES que afectarán a centenares de miles de trabajadores en todo el mundo. Por todos es sabido que la economía es la base de toda estabilidad, estabilidad en todos los sentidos para que nuestra vida funcione sin sobresaltos. Y más, si cabe, hoy en día, que vivimos en un mundo globalizado en que el todo y todos estamos conectados.

¿Qué es un ERTE y cómo afecta a los trabajadores?

Como nos explica el diario El País, un ERTE “es una de las tres formas que contempla el Estatuto de los Trabajadores para que una empresa ajuste los costes laborales a través de un procedimiento colectivo. Las tres deben responder a causas económicas, técnicas, organizativas o de producción”. Según M Marben Abogados, en un “ERE temporal no se extingue ningún contrato de trabajo, sino que se produce una suspensión de los mismos, ya sea mediante la suspensión por un tiempo determinado o bien mediante la reducción de la jornada diaria de los trabajadores afectados”.

¿Cobran paro los trabajadores afectados por un ERTE?

Hasta el pasado 17 de marzo la respuesta a esta cuestión era sí, siempre y cuando hayan cotizado a la seguridad social al menos 360 días en los últimos seis años. En caso contrario, podrán cobrar el subsidio por desempleo si no alcanzan rentas superiores al 75% del salario mínimo interprofesional. Por su parte, si la jornada del trabajador se reduce entre un 10% y un 70%, el salario se reduciría en consecuencia.

Sin embargo, el Gobierno ha aprobado un decreto por el cual todos los trabajadores cuya actividad laboral se ha suspendido como consecuencia del COVID-19 cobrarán el paro sin necesidad de cumplir con el mínimo de cotización. Además, no computará el tiempo durante el que recibirán el subsidio.

¿Cuánto se cobra?

La cuantía de la prestación por desempleo no cambia, y es del 70% de la base reguladora los seis primeros meses, y del 50% a partir del séptimo mes.

Ejemplos prácticos

Ejemplo 1: Si tu jornada se ha visto reducida en un 50% podrás solicitar la ayuda por desempleo del otro 50% que no estás trabajando. Sin embargo, solo recibirás el 70% de este 50%, lo que significa que cobrarás un 35%, en vez de un 50%. A partir del séptimo mes, esta cuantía se reducirá al 50%, lo que supone que cobrarías un 25% de este 50% que no estás trabajando. En conclusión, durante los primeros seis meses de tu jornada reducida cobrarías un 85% de los que solías ganar, esto es, un 50% pagado por tu empresa (al estar empleado al 50%) y el otro 35% abonado por el SEPE.

Ejemplo 2: Si tu jornada laboral ha sido suspendida temporalmente, tampoco cobrarás el 100% de tu salario habitual, sino un 70% de la base reguladora, y a partir del séptimo mes, un 50% de esta. Además, recuerda que si la suspensión de tu actividad laboral ha sido como consecuencia del COVID-19, tendrás derecho a paro sin importar cuánto hayas cotizado anteriormente.

En definitiva, los efectos del COVID-19 nos perseguirán durante un periodo de tiempo más prolongado del que nos gustaría. En este artículo solo hemos mencionado una de tantas consecuencias económicas que ya estamos sufriendo, pero está habiendo muchísimas más. Solo queda ser pacientes ante esta situación para que podamos ver cómo la economía global resurge de nuevo y vuelve a su ser inicial.

Fuente: SEPE / El País / Cuestiones Laborales / Unión Sindical Obrera / Público

author

Autor del articulo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.