Cómo ahorrar dinero en la cesta de la compra

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 22.07.2020
Cómo ahorrar dinero en la cesta de la compra

La cesta de la compra es un gasto del que nadie puede prescindir. Sin embargo, hay algunos consejos que te ayudarán a ahorrar cada mes en esta partida de gasto.

Atravesamos tiempos difíciles debido a la crisis sanitaria del Covid-19 y muchas familias se encuentran con dificultades para llegar a fin de mes. Durante estos últimos meses hemos ido hablando de cómo organizar nuestra economía familiar, así como de claves para ahorrar en nuestras facturas domésticas y demás gastos básicos con los que contamos.

Hoy te presentamos algunos consejos para ahorrar en la cesta de la compra semanal, mensual o diaria que realices. ¡Continúa leyendo para no perderte ni un detalle!

Prepara la lista antes

Una estupenda manera de controlar lo que compramos y no caer en adquirir productos que luego igual ni utilizamos, es preparar la lista de la compra con antelación. Para ello, piensa en el menú de la semana en familia, con tu pareja, o de manera individual, según os organicéis en casa. También, comprueba tu despensa para ver con qué productos cuentas ya que te puedan servir para la siguiente semana sin necesidad de acumular más.

Una vez en el supermercado, cíñete a la lista que llevas y no caigas en la tentación de coger caprichos que no estén incluidos en ella.

Elige bien el supermercado

La elección del supermercado es un factor clave para ahorrar en la cesta de la compra. Por ejemplo, grandes cadenas de supermercados resultarán más baratas frente a tiendas locales o de barrio, sobre todo si estas son especializadas en determinados productos, como frutas y verduras o pescaderías.

Otro consejo práctico relacionado con esto sería acudir a diversos supermercados para adquirir aquellos productos que se encuentren en oferta y que estén en nuestra lista de la compra, ya que cada supermercado lanza ofertas semanales que van cambiando y no suelen coincidir entre sí. Además, si por ejemplo en tu lista has añadido brócoli, pero ves que en el supermercado está de oferta la coliflor esa semana, puedes cambiar un alimento similar por otro y será otra forma de ahorrar dinero.

Opta por las marcas blancas

La mayoría de las grandes cadenas de supermercados cuentan con su marca blanca que sale considerablemente más barata que las otras marcas. Opta por comprar artículos de la marca del supermercado al que hayas acudido y notarás la diferencia. Un ejemplo es la marca Milbona de Lidl en productos de lácteos o la marca Hacendado de Mercadona.

Fíjate en el precio por kilo

Un error muy habitual que cometemos cuando realizamos la compra es fijarnos en el precio del artículo en vez de en el precio por kilo, que se muestra siempre en la misma etiqueta donde figura el precio del producto, pero abajo a la izquierda en letra pequeña. No hay que confundirse con este dato, ya que un producto similar que se encuentre al lado del que pensamos llevarnos puede tener un precio mayor por unidad, pero en el fondo es más barato porque entra una mayor cantidad. Esto lo sabremos comparando el precio por kilo, y no por paquete individual.

Aprovecha las ofertas de productos no perecederos

La gran ventaja de los productos no perecederos, como latas de conserva, alimentos en plástico o cartón, es que no se deterioran fácilmente, a no ser que sean abiertos o rasgados, y no necesitan refrigeración. Es por ello que, para ahorrar en nuestra cesta de la compra, podemos fijarnos si hay alguna oferta en alguno de estos productos y comprarlos para tener reservas en casa a un mejor precio.

Sección de ofertas por caducidad

Algunos supermercados cuentan con una sección de alimentos cuya caducidad está muy próxima. Si se trata de alimentos refrigerados, una buena alternativa es comprar alguno de ellos y congelarlo en cuanto lleguemos a casa. De esta manera, el producto aguantará hasta el mismo día en que necesitemos cocinarlo y lo tengamos que descongelar. Se trata de una alternativa especialmente interesante para carnes o pescados, que siempre son productos más caros.

¡Esperamos haberte ayudado a saber cómo ahorrar en tu cesta de la compra y que a partir de ahora pongas en práctica estos consejos tan sencillos!

 

Fuentes: OCU / preahorro / publico / BBVA

author

Autor del artículo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.