Características de los préstamos universitarios

Fecha de la publicación: 27.09.2018

Características de los préstamos universitarios

Los préstamos universitarios son un tipo de financiación destinada especialmente a estudiantes. Porque acceder a una carrera universitaria puede resultar complicado para algunos estudiantes españoles. No solo por la dura competencia sino también por los elevados precios y los costes que conllevan el desplazamiento y alojamiento en una ciudad diferente, matrícula, tasas, libros, material, transporte y comida. Los préstamos para estudiantes tienen como objetivo financiar la totalidad o una parte de cursos escolares, carreras universitarias, cursos de idiomas, posgrados o doctorados. Son una alternativa común y efectiva para las personas que están interesadas en potenciar su desarrollo profesional.

¿Cómo elegir el mejor préstamo educativo?

En el mercado actual, encontrar un préstamo para financiar estudios no es nada complicado. Lo que queda muy importante es revisar todas las opciones en el mercado y comparar sus ventajas y desventajas. A veces, algunos estudiantes solicitan un préstamo personal o utilizan la tarjeta de crédito para financiar sus estudios, no obstante, es mejor buscar un préstamo especial para financiar estudios ya que este tipo de producto suele tener mejores condiciones que los otros productos financieros.

Importe

El importe que puedes pedir es uno de los factores más importantes y depende del tipo de estudio que vas a realizar. No necesitarás la misma suma de dinero si solo quieres pagar la matrícula de un año en una universidad pública que si quieras financiar un máster en el extranjero. Con algunos préstamos universitarios puedes conseguir hasta 60.000 euros si lo necesitas.

Plazo de reembolso

El plazo que tendrás para devolver el préstamo dependerá de la entidad en la que lo solicites y de la cantidad concedida. En general, para asegurar un reembolso cómodo, los plazos de devolución se van desde unos pocos meses hasta varios años, incluyendo también los periodos de carencia.

Carencia

Durante el plazo de carencia podrás pagar únicamente los intereses generados o aplazar totalmente los pagos hasta que finalices tus estudios o se termine el plazo pactado. Muchas entidades incluyen esta posibilidad de aplicar al préstamo un periodo de carencia, con duración desde un par de meses hasta más de dos años.

Tipo de interés

En general, el tipo de interés de los préstamos de estudios suele ser menor respecto a los otros tipos de financiación. Normalmente oscila entre el 5% y el 10%, puede ser fijo, variable o mixto (fijo durante un periodo de tiempo y variable por el resto). Siempre compara entre distintas ofertas y escoge el préstamo para estudios más barato.

Comisiones

La mayoría de las entidades que conceden los préstamos para estudiantes ofrecen financiación sin comisiones. Aunque también hay algunas que pueden pedir una comisión de apertura o cancelación anticipada. Es importante informarse sobre las condiciones ya que estos costes adicionales pueden encarecer considerablemente tu préstamo.

Requisitos de los préstamos para estudiantes

Los requisitos que debes cumplir siempre dependen del prestamista. No obstante, hay una serie de condiciones que debes cumplir en todos casos:

- Para contratar este tipo de producto financiero tienes que ser mayor de edad, es decir, tener como mínimo 18 años y ser residente en España.

- Demostrar que podrás devolver tu crédito con el justificante de un ingreso regular y suficiente. Si dedicas la mayor parte de tu tiempo al estudio y no te queda tiempo para tener un trabajo, los padres podrán ser tus avales para que puedas acceder a la financiación.

- En algunos casos suele ser necesario presentar también una copia de la matrícula o preinscripción y demostrar para qué utilizarás el dinero recibido.