Banca online vs banca tradicional: ventajas y desventajas

author Patricia García Beneytez Fecha de la publicación: 26.08.2021
Banca online vs banca tradicional: ventajas y desventajas

La principal ventaja de la banca tradicional es el trato personalizado con sus clientes, mientras que la banca online supone rapidez y comodidad. Cuando hablamos de banca tradicional, ¿sabemos a lo que nos referimos? ¿Y sus diferencias con la banca digital? Ambas modalidades cuentan con ventajas y desventajas que conviene conocer para elegir aquella que más se ajuste a nuestras necesidades. ¡Continua leyendo para saber más!

¿A qué llamamos banca tradicional?

La banca tradicional es aquella que nació antes de la llegada de Internet y que, por tanto, funciona a través de sucursales físicas. De este modo, los clientes tienen que acudir a las oficinas para realizar cualquier operación: retirar o ingresar dinero, transferir fondos a otra cuenta, solicitar una tarjeta de crédito, un préstamo o una hipoteca, etc.

Es cierto que con la llegada de las nuevas tecnologías algunos bancos tradicionales de toda la vida se han modernizado y, además de mantener las sucursales abiertas, han pasado a ser banca digital para satisfacer las nuevas necesidades de sus clientes.

Ventajas

A pesar de que las nuevas generaciones puedan no encontrar ventajas a la banca tradicional, esta sí que las tiene, y son de vital importancia para generaciones maduras que no han crecido con Internet ni con las nuevas tecnologías.

Así, algunas de las ventajas con las que cuenta la banca tradicional son las siguientes:

  • Trato físico y personalizado: Sin duda, para muchos clientes la ventaja principal de la banca tradicional es el trato personalizado que reciben por parte de una persona física. Para ciertos clientes, el poder hablar con el director de la sucursal o con cualquier otro empleado del banco, que les irá guiando y asesorando en sus gestiones diarias, aporta un valor añadido inigualable.
  • Alta reputación mediática: Al tratarse de bancos que siempre han estado allí, todo el mundo los conoce y cuentan con gran renombre y reputación en la sociedad. Así, hasta las nuevas generaciones saben que son entidades que llevan décadas existiendo y que han sobrevivido durante todo este tiempo. Esto reporta una gran seguridad y confianza a sus clientes existentes y los que estén por venir.

Desventajas

Por su parte, la banca tradicional cuenta también con ciertas desventajas comparado con la banca digital, siendo algunas las que se muestran a continuación:

  • Largas colas para ser atendido: Sin duda, el hecho de tener que desplazarse hasta alguna de las sucursales de la entidad, unido al hecho de esperar colas para ser atendido y realizar cualquier operación bancaria es una desventaja que no podemos negar.
  • Horarios reducidos para realizar cualquier operación: En general, el horario de oficina de los bancos es bastante limitado, abriendo tan sólo por la mañana y alguna tarde a la semana, posiblemente con cita previa. Esto dificulta la posibilidad de realizar cualquier operación, por pequeña que sea, por no mencionar que en fin de semana las entidades cierran y debemos esperar al lunes para realizar cualquier movimiento en nuestra cuentas.

Por supuesto, compatibilizar nuestro trabajo con poder acudir a una oficina física en horario de mañana complica mucho más la operativa.

¿Qué es la banca online?

Nos referimos a banca online o digital para denominar a aquellas entidades que han surgido con la llegada de Internet. De este modo, nacieron directamente en el mundo digital y no cuentan con sucursales físicas que den servicio a los clientes, o apenas con una o dos en total.

Ventajas

En comparación con la banca tradicional, encontramos las siguientes ventajas en la banca online:

  • Rapidez y comodidad: La banca digital está disponible las 24 horas del día los 7 días de la semana, por lo que somos libres de realizar cualquier operativa cuando queramos y desde donde queramos. Inclusive, desde nuestro propio teléfono móvil si no tenemos a mano un ordenador portátil o una tablet. La rapidez y comodidad que ofrece la banca digital en comparación con la tradicional es evidente, y es la principal ventaja de esta modalidad bancaria.
  • Productos más atractivos para el cliente: Estas entidades, al no tener que soportar una compleja infraestructura de oficinas para atender a sus clientes, hace que puedan ofrecer productos más competitivos a sus clientes. Por ejemplo, cuentas corrientes sin gastos de comisiones de mantenimiento, tipos de interés más reducidos en las solicitudes de préstamos, etc. A veces incluso llegan a ofrecer cuentas remuneradas si se cumple con ciertas condiciones.

Desventajas

Por su parte, algunas de las principales desventajas de la banca digital son las siguientes:

  • Trato despersonalizado: Qué duda cabe que en este tipo de banca online el cliente navega de manera solitaria en la web de la entidad, siendo totalmente autónomo a la hora de contratar los productos o realizar cualquier operativa. Aún siendo cierto que muchos estarán encantados con esta desvinculación del banco, puede que en algún momento necesitemos asesoramiento o aclaración sobre ciertos productos. Para realizar esta gestión, la banca digital ofrece un servicio de atención al cliente 24/7, pero puede que en ocasiones los teléfonos comuniquen o seamos atendidos cada vez por un agente distinto y tengamos que repetir nuestro caso una y otra vez.
  • Dificultad con trámites burocráticos estatales: Cuando se trata de realizar gestiones burocráticas con instituciones estatales, estas nos suelen requerir presentar certificados con firma y sello original (que no digital) de la entidad. La obtención de este documento se complica en la banca digital, ya que debe ser solicitado contactando por teléfono y luego de debe esperar a que llegue correctamente por correo postal. Además, todavía hay trámites burocráticos que solo pueden hacerse a través de sucursales físicas, como ingresos a cuentas de ayuntamientos, gobiernos regionales, etc.

¿Va a desaparecer la banca tradicional?

Aunque sí que es cierto que en los últimos años muchos bancos han cerrado sucursales por todo el mundo, todavía queda mucho para que la banca tradicional desaparezca por completo, si es lo que hará alguna vez. Pensemos que todavía hay generaciones que requieren de esa asistencia presencial al no haber nacido en la era digital, y como sociedad se debe seguir dando servicio a estos clientes.

Por ejemplo, recordemos que durante la pandemia de 2020 las sucursales bancarias se consideraron un servicio básico para la sociedad y se mantuvieron abiertas durante el confinamiento.

Es por ello que los expertos aseguran que, si bien es cierto que las nuevas generaciones tienden a utilizar la banca digital, y que muchas sucursales irán poco a poco desapareciendo, la banca tradicional todavía se mantendrá por un tiempo que nadie es capaz de determinar, pero no será poco.

Fuentes: El Economist, Busconómico, El Periódico, El Economista, The Conversation

author

Autor del artículo:

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.