¿Banco online o banco tradicional?

Fecha de la publicación: 09.01.2018

¿Banco online o banco tradicional?

Desde el año 1995, en el que comenzó la banca online en España, este sector está creciendo sin parar por sus múltiples ventajas tanto para el cliente como para la entidad financiera. No obstante, la banca tradicional aun ofrece ciertas cosas que no pueden verse remplazadas por medio de una pantalla. Así, ¿qué son las diferencias y cuáles son las ventajas y desventajas de cada tipo de banca?

Banco tradicional

En un banco “tradicional” siempre se ha mantenido a una cierta distancia del mundo de internet desde sus inicios. Es decir, estas entidades que siempre han estado allí, algunas incluso antes del nacimiento de Internet. Con toda una infraestructura de oficinas en las que atender a los clientes, su estrategia se basa sobre todo en el trato humano, la proximidad y la atención personalizada.

Por un lado, es un gran inconveniente tener que ir a la entidad física y aguantar las colas pertinentes, especialmente si tienes en cuenta que el horario de apertura se limita generalmente a las mañanas de los días laborales.

Por el otro, la personalización y el trato diario con una persona que te conoce puede ser para algunos una gran ventaja de las entidades tradicionales con su presencia física a través de una oficina bancaria. Esta personalización también puede llegar a solucionar varios problemas como, por ejemplo, el cobro equivocado de comisiones, o gastos o cargos que no deberían producirse, gracias a la vinculación que tienes con la entidad.

Banco online

Los bancos online aparecieron al mismo tiempo que Internet. La principal ventaja es la rapidez del servicio, comodidad y accesibilidad durante las 24 horas del día. La otra gran ventaja es la mayor transparencia mediante este servicio online, ya que las entidades están obligadas a exponer los términos y condiciones de los contratos de manera concisa y clara, sin la famosa “letra pequeña”.

Realizando todas sus operaciones a través de la red, sin apenas infraestructura de atención al público en oficinas físicas, lo cual les permite mantener unos costes fijos muy por debajo de la banca tradicional. Gracias a eso, es posible conseguir unas mejores condiciones para el usuario final, por ejemplo en cuanto la exención de gastos y comisiones, remuneración del capital ahorrado o invertido, etc.

Así como los bancos tradicionales, los bancos online también tienen productos que pueden vincularte más o menos con la entidad. A su vez, dependiendo de la vinculación que tengas con la entidad tienes también una serie de beneficios.

En cuanto a las desventajas, hay que destacar la inexistencia de trato personal, especialmente importante en temas tan delicados como el dinero. Otro inconveniente de los servicios online es el peligro que representa la red en el caso de falta de medidas de seguridad.

Entidades bancarias con un servicio online

Aunque en la actualidad todos los bancos disponen de una plataforma online desde la que puedes gestionar tus cuentas, no se puede decir que la banca tradicional sea también online, sino que dentro de sus servicios tienes también la posibilidad de trabajar de forma autónoma a través de Internet. Sin embargo, siguen manteniendo gran parte de su red de oficinas y cajeros en todo el mundo.

Estas entidades bancarias, aunque ofrecen un servicio online, no pueden considerarse un banco 100% online. Una vez hayas contratado un préstamo podrás hacer uso de internet para informarse al respecto, pero para su viabilidad y contratación deberás presentarse en alguna de sus oficinas físicas.

 

En conclusión, siempre es bueno tener alternativas. Así, cada cliente puede elegir la que más le interesa en cada caso. Aunque las entidades online proporcionan una gran flexibilidad y rapidez, permitiendo realizar todos los trámites desde la comodidad de casa, muchos clientes prefieren tener la posibilidad de consultar personalmente sus dudas, las condiciones, etc. En este caso, las entidades tradicionales tienen la ventaja.