5 cosas que pueden encarecer el coste de tu crédito

Fecha de la publicación: 11.07.2019

5 cosas que pueden encarecer el coste de tu crédito

¿Cuáles son los aspectos más importantes que afectan el coste total de tu préstamo aparte de los tipos de interés? En este artículo vamos a comentar algunos, cuyos impactos pueden suponer un aumento más o menos significativo del coste de tu financiación.

1. Cuando solicitas un préstamo o crédito personal, en primer lugar debes considerar la cantidad que necesitas, teniendo en cuenta que se van a cobrar intereses por cada euro que solicites. En otras palabras, lo primero que puede encarecer el coste de tu préstamo es pedir más dinero de lo que se necesita realmente.

2. Después de escoger el importe de préstamo, adecuado tanto a tus necesidades como a tus posibilidades económicas, hay que planear atentamente el plazo y las cuotas de amortización. Aunque un plazo de devolución más largo ofrece cierta comodidad de reembolso (gracias a las cuotas mensuales más bajas), recuerda que el tiempo encarece el coste total de tu crédito, ya que los tipos de interés seguirán aplicándose por un período de tiempo más largo.

3. Otro elemento a tener en cuenta son varias comisiones que pueden aplicarse a un mismo préstamo. Sumándose entre sí, las comisiones pueden encarecer notablemente el coste de la financiación, especialmente si se reembolsan junto al resto del importe de crédito, generando así intereses sobre las comisiones aplicadas. Los tipos de comisiones más frecuentes son, por ejemplo:

  • Comisión de apertura (se cobra por conceder el crédito al cliente)
  • Comisión de estudio (el coste de evaluar la viabilidad del crédito)
  • Comisión de modificación (el precio de cambio iniciado por el cliente)
  • Comisión de cancelación anticipada (parcial o total)
  • Comisión de demora (la penalización por el impago)

4. Además de las comisiones mencionadas anteriormente, cada entidad financiera puede establecer otros requerimientos con distintos propósitos. A menudo son los préstamos y créditos bancarios que conllevan gastos adicionales, generados por necesidad de cambiar de banco, domiciliar la nómina, contratar un seguro adicional u otros productos vinculados. Hay que tener en cuenta, que algunas vinculaciones pueden llegar a encarecer demasiado el coste de tu crédito.

5. Algunas ofertas de crédito cuentan con un período de carencia. La carencia te permite reducir (pagando solo intereses) o hasta eliminar el pago de las cuotas de tu crédito durante un tiempo acordado con tu entidad prestamista. No obstante, aunque puede ser una buena ayuda en algunas situaciones, no debes olvidar que así terminarás pagando más en total. Recuerda, el tiempo siempre lo encarece todo.

Pese a que algunos no tengan un impacto tan grande sobre el coste total de tu crédito, tener esos aspectos de financiación bajo control es importante también. Debido a que existe una amplia gama de alternativas en el mercado actual de crédito, antes de elegir un préstamo concreto y firmar el contrato, es recomendable que revises y evalúes minuciosamente todas las condiciones de la financiación ofrecida. En nuestro comparador puedes consultar distintas ofertas de préstamos y créditos online, libres de comisiones de cualquier tipo y sin obligación de contratar productos vinculados.